19
Lun, Ago

“Tipografía”

La tradición de hacer bromas en España el 28 de diciembre “Día de los Santos Inocentes”, nació en Écija durante el reinado de Felipe II, que duró desde 1556 a 1598. En algún momento de este periodo de tiempo, se tiene constancia que en Écija se celebraba, coincidiendo con este día, la llamada “Fiesta de los Locos”, la cual se llevaba a cabo en la zona de la Fuente de los Cristianos y consistía –según recoge Benito Más y Prat en uno de sus escritos- en una danza de trece personajes acompañados por músicos, que realizaban una cuestación para la Hermandad de las Animas.

Publicidad

En referencia a esta fiesta también se pronuncia García de Diego, de la que dice "En Ecija, Sevilla, se oyen desde hace siglos el tamboril y la gaita de los locos. Son doce, a los que hay que agregar una loca, que no es otra que 'un robusto muchacho con zagalejo y chaquetilla, grandes pulseras y zarcillos de latón dorado... Los danzantes llevan sonajeras y castañuelas... Por la noche un banquete pone punto final a las 24 horas de locura'.

De esta tradición hoy en Écija no queda nada, a excepción de las tradiciones bromas que de un modo u otro se puedan realizar entre grupos de amigos y conocidos, como ocurre en el resto de España, donde también se comienza a perder la tradición de publicar una noticias “falsas” en medios de comunicación.

Publicidad
Publicidad
Publicidad