Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En principio creí que esta gente jugaba al ajedrez, pero me parece que no es al ajedrez a lo que juegan sino al ping-pong. La cosa no es cuestión de neuronas sino de reflejos.

Entre los independentistas la cosa está clara: hay que mantener a Puigdemont a toda costa. No hacerlo supondría que el Estado habría ganado el pulso. Nombrar a otro que no sea su “legítimo President”, se convertiría en la prueba fehaciente de que, siempre que sea necesario –y tratándose de uebos-, el Gobierno de España puede, a zurriagazos del 155 de la Constitución, imponerse al de Cataluña.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Como durante estas fechas en Andalucía andamos de carnavales, entre tanto cuarteto y chirigota me llegaron rumores de una ocurrencia que, en principio, atribuí a la guasa del Pueblo pero que, desgraciadamente, ha resultado cierta.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Despedí el año viejo y entré en el nuevo batallando con el influenzavirus. Tres semanas con la puñetera gripe. Primero con la de la familia y, después, con la propia. Tres semanas de encierro que me parecieron un año. Tres semanas sin ganas de casi nada, pero con una lectura variada que me ha reconfortado muchísimo.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ayer, sábado, con motivo del Aniversario del traslado de la Biblioteca Pública Municipal, a su emplazamiento actual, se rindió un pequeño homenaje (prácticamente familiar) al que fuera su titular desde comienzo de los noventa del pasado siglo, Don Tomás Beviá Aranda. Un pequeño homenaje que, quizá, mereció mayor presencia de las Asociaciones e Instituciones a las que perteneció, por eso creo que hoy el motivo de mi artículo estaba cantado. Tenía que convertirlo en mi pequeño homenaje personal al que fue mi Maestro y mi Hermano.

Sin embargo, lo que debía escribir sobre él, ya lo publiqué hace tiempo. Me limito, pues, a recordar algunas letras de las que escribí entonces.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad