Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Querido Amigo o enemigo (que, para todos, son mis deseos):

Permíteme desearte, para este Año que ya comienza, que puedas vivir el Amor con toda la PASIÓN de la que seas capaz; que tengas la fortaleza para saber sobreponerte si el amor se acaba; y, sobre todo, si eso ocurriera, que sepas hallar la fórmula de la GENEROSIDAD para evitar que el rencor anide en tu corazón.

Te deseo que camines la Vida con SABIDURÍA, paso a paso, aprendiendo no sólo del placer, sino también del dolor que acompaña a los años. La PACIENCIA para no intentar llegar demasiado pronto y la DILIGENCIA suficiente para no retrasar la llegada; pues, si es un error querer madurar con prisas, también lo es intentar el regreso a la Juventud. Por tanto, te deseo la MADUREZ suficiente que te haga comprender lo hermoso que resulta vivir plenamente lo que nos trae cada tiempo.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

fFancisco Fernández-Pro: Letras breves... Feliz NavidadComo, llegadas estas fechas, todos los años reinventamos el Amor o pensamos que el Amor nace o nos acordamos un poco más de lo que el Amor nos trae o nos debería obligar para con los demás (aunque el Amor, en verdad, nunca nos obliga), no dejo de pensar –todos los años- en las mismas cosas, ni dejo de sentir el impulso de expresar idénticos deseos; a fin de cuentas, yo sigo siendo el mismo y mi concepto del Amor y de la Amistad, de la Solidaridad, de la coherencia y de la Justicia, son los mismos conceptos que mantengo y por los que escribo mis palabras. Por eso, permítanme un año más, como el año pasado y, como el año que vendrá –si es que viene para mí…- aprovechar este espacio de hoy, para desearles este montón de cosas:

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A la memoria de Alberto Chamorro Belmont
Hoy he recibido, como un mazazo, la terrible noticia de la muerte de un amigo, paisano y compañero de Academia, Alberto Chamorro Belmont.

Alberto era un hombre sabio, extraordinariamente sabio; pero, sobre todo, era un hombre bueno, cercano, de sonrisa franca, mirada cálida y palabra amable… y por eso, quizá, no puedo dejar de escribir este artículo.

Mi padre se jactó muy pocas veces de algo, pero las pocas veces que lo hizo, fue de haber tenido alumnos de la talla de Alberto. El mes que viene se cumplirán veinticinco años que me lo presentó y, a partir de entonces, tuve la suerte de conocerlo y compartir con él alguna tertulia en sus frecuentes visitas a Écija. Por eso, quizá, también escribo este artículo: para que los ecijanos puedan jactarse del paisanaje de un hombre de su categoría.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Recientemente publiqué un par de artículos sobre el desbarajuste esperpéntico del Hembrismo en el que, irremediablemente, estamos cayendo, desde que a los políticos les dio por querer contentar a los extremistas más recalcitrantes (que no sólochillan más e intimidan a los cazadores de votos, sino que sólo cejan en sus empeños cuando, a base de murga, se les promete cualquier absurdo). El problema surge cuando la promesa de lo absurdo tiene que hacerse efectiva y, como en este caso, choca contra toda razón y justicia (y no hablo ya del choque con las normas lingüísticas, porque esas andan esquizofrénicas de lo acojonaitas que me las tienen)

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad
Publicidad