Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sabino Fernández Campos le dijo al Rey en cierta ocasión: “Majestad, la Corona es la única Institución en España que no es elegida por el Pueblo, por eso tiene que ganarse al Pueblo todos los días”. Recomendación de un hombre que tuve el honor de conocer y que, desde el principio, me pareció un sabio defraudado.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Está visto que a la buena voluntad no se le da ni un segundito de tregua. Hace sólo siete días escribía un artículo defendiendo a Carmena y elogiando su decisión de nombrar Reinas Magas a fin de evitar agravios género-socio-culturales en la Cabalgata de Reyes y, acto seguido, a sus Majestadas, la alcaldesa de Madrid le restó los gansos de los cuentos de niños y los camellos y los villancicos de la Tradición, para sustituirlos por ciclistas, pinchadiscos y música discotequera. Más aún: hizo polvo la ilusión de ochocientos niños de un colegio católico, al prohibir –por primera vez en la historia del Mundo- la participación de los niños católicos en la Cabalgata de la Ilusión católica.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¡Joder la que se ha liado en la Capital del Reino con lo de los magos y las magas! Los pocos que me conocen  y los menos que me leen, saben perfectamente que no soy nada sospechoso de hembrista ni de seguidor de Podemos, sin embargo he de confesar –en justicia- que, en esta cuestión, me parece que Carmena tiene toda la razón del  mundo.

Las personas somos iguales ante la Ley, siempre he mantenido y defiendo esta premisa: los hombres y las mujeres somos personas y debemos ser tratados con igualdad, sin ningún tipo de ventaja o discriminación por razones de sexo.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Querido Amigo o enemigo (que, para todos, son mis deseos):

Permíteme desearte, para este Año que ya comienza, que puedas vivir el Amor con toda la PASIÓN de la que seas capaz; que tengas la fortaleza para saber sobreponerte si el amor se acaba; y, sobre todo, si eso ocurriera, que sepas hallar la fórmula de la GENEROSIDAD para evitar que el rencor anide en tu corazón.

Te deseo que camines la Vida con SABIDURÍA, paso a paso, aprendiendo no sólo del placer, sino también del dolor que acompaña a los años. La PACIENCIA para no intentar llegar demasiado pronto y la DILIGENCIA suficiente para no retrasar la llegada; pues, si es un error querer madurar con prisas, también lo es intentar el regreso a la Juventud. Por tanto, te deseo la MADUREZ suficiente que te haga comprender lo hermoso que resulta vivir plenamente lo que nos trae cada tiempo.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad