13
Vie, Dic

“Tipografía”

El ayuntamiento aplicará un decálogo de seguridad a desfiles como la Cabalgata de Reyes

.-La primera reunión mantenida con colectivos y asociaciones que participan en la Cabalga de Reyes, ha servido para presentar y aclarar dudas sobre las medidas de seguridad que se deben de adoptar y que este año por primera vez estarán basadas en el decálogo elaborado por la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) para este tipo de desfiles.

Publicidad

Entre los apartados que recoge este documento, que está pendiente de aprobación, está la obligatoriedad de adaptarse a distintas normas de seguridad como dotarse de un extintor, establecer una altura mínima de las barandilla de protección, o presentar un listado, con su correspondiente autorización parental, de los niños participantes en la carroza, así como la designación de al menos cuatro adultos que actúen como responsables.

El documento se adaptará a las necesidades locales, y entre ellas se establece un número máximo de 25 carrozas para participar en el desfile, en este sentido este año se espera la participación de una veintena.

Cabalgata de Reyes

Las asociaciones, colectivos y particulares interesados en participar en el desfile de este año, tienen desde este jueves -7 de noviembre- para presentar sus proyectos, en el que se detallará el motivo elegido para la carroza.

El recorrido del desfile se concretará en una próxima reunión, donde se elegirá de las distintas propuestas que sean presentadas, al igual que las personas que encarnen a SM los Reyes de Oriente y el Cartero Real.

En este sentido se ha invitado a los participantes a la reunión, y se hace extensible al resto de asociaciones y colectivos de la ciudad, que presenten sus candidatos a Reyes o Cartero Real, para ello deberán de presentar su propuestas a través del registro municipal acompañándola de un breve currículum.

Entre las novedades de este año, y tras la experiencia del pasado año, se van a buscar soluciones para evitar que la cabalgata permanezca detenida más de diez minutos, por lo que ante imprevistos como pinchazos o averías se baraja la posibilidad de contar con un servicio específico para solventar estas incidencias.

Publicidad
Publicidad
Publicidad