Melchor, Gaspar y Baltasar

“Tipografía”

Cada año en la tarde del 5 de enero, los Reyes Magos de Oriente y su séquito recorren las calles de Écija en uno de los momentos más mágicos del año: la Cabalgata de Reyes, donde como cada año también han participado otro personajes populares

Pasaban unos quince minutos de las 17.00 horas cuando la carroza de la reina Sol daba comienzo a la Cabalgata de Reyes 2020 desde el polígono industrial “El Limero”. Tras ella, la reina luna y habituales como la Escuela Municipal de Tauromaquia, la Peña del Écija Balompié, el Club de Campo el Plantinar o “Los de siempre”, abrían camino a las carrozas del Tientapanzas, de la asociación del mismo nombre; el Gran Visir, de las Hermandad del Silencio, o la Cartera Real, enviada especial de Sus Majestades los Reyes Magos que han cerrado el desfile.

Este año los tres magos de oriente han estado encarnados por José López Montero en representación de Melchor, Almudena Rodríguez como Gaspar y José Antonio Sotillo como Baltasar –todos en la imagen-. Como Cartera Real ha estado Escolástica Fernández, el Gran Visir ha sido Marco Díaz y el Tientapanzas Rosario Cantarero.

En la cabalgata se han podido ver este año desde personajes de películas animadas como la princesa Fiona, la pareja del ogro Shrek, Santa Claus, duendes y pintores, además de los acompañantes de cada uno de los personajes populares.

El recorrido de este año ha sido el mismo de 2019 y se ha desarrollado sin incidentes, solo una asistencia sanitaria en el último tramo, en la Plaza de España “El Salón. Pasadas las 21.20 horas la cabalgata se daba por finalizada.

Este año de nuevo las pelotas han sido las grandes protagonistas, acompañadas en este caso por los más de 9.000 kilos de caramelos de gominola que se han lanzado durante el recorrido, además de infinidad de pequeños objetos de lo más variopintos, desde pelucas, a bufandas, DVD, almohadas o peluches.

Desde la fiesta que supone la cabalgata, SS.MM. los Reyes Magos han comenzado su trabajo de cada año de recorrer todas las casas de la ciudad para dejar los correspondientes regalos, siempre que se haya sido bueno durante el año.