Black Friday

“Tipografía”

El Black Friday se ha convertido en uno de los momentos del año en el que se realizan más compras, principalmente motivadas por destacados descuentos que se anuncian como oportunidades únicas al año. Estos llamativos descuentos pueden llevar al consumidor a realizar una compra impulsiva y no analizar lo que está comprando. Desde la asociaciones de consumidores y desde las administraciones, se hace un llamamiento a las compras responsables y en especial al estar vigilantes antes posibles rebajas con siempre son tales, y saber que, aún siendo promociones especiales, el consumidor sigue teniendo sus derechos.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado una lista con una serie de consejos para evitar sorpresas desagradables.

  1. Haga una lista con los productos que de verdad necesita, evite las compras compulsivas: no son buenas para su bolsillo ni para el medio ambiente.
  2. Recuerde, si realmente se trata de una promoción, debe indicarse el precio original junto al precio en oferta.
  3. El año pasado solo bajaron de precio un 19% de los productos, frente a un 28% que lo subieron. Para asegurarse, OCU dispone de un Asesor de Precios para observar su evolución y compararlos en distintos establecimientos.
  4. La calidad del producto no puede ser inferior a la habitual. Si tiene alguna tara, el comercio deberá advertirlo expresamente.
  5. En las compras por internet el medio de pago más seguro es una tarjeta prepago (que se recarga antes de cada compra) y, en su defecto, la tarjeta de crédito o pay pal; el menos aconsejable, una transferencia.
  6. Conserve el tique o la factura simplificada, son imprescindibles de cara a una posible reclamación. Y recuerde que la garantía legal se mantiene durante dos años para productos nuevos.
  7. En compras físicas solamente puede devolverse el producto por un defecto de fábrica. Si la compra es on line, tiene 14 días naturales para hacerlo.

OCU anima a los consumidores denunciar cualquier irregularidad que detecten en los precios con el hashtag #timofertasBF a través de las redes sociales de la organización. OCU revisará si la práctica es ilegal para proceder a su denuncia ante las autoridades de consumo.

Por su parte, la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, hace hincapié en la la promoción de un consumo responsable por parte de las personas consumidoras y usuarias andaluzas que tengan la intención de aprovechar esta jornada –o las ofertas y promociones relacionadas con la misma– para realizar compras, sea de manera presencial en los comercios, o bien vía online.

la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, se ha incidido sobre la prudencia que debe mantenerse ante las promociones online, y el organismo público destaca la necesidad de ejercer un consumo responsable y de aplicar el sentido común, evitando en todo momento las compras por impulso y descontroladas. Mensaje que se traslada a las personas consumidoras y usuarias en la web de Consumo Responde y con una campaña difundida a través las redes sociales, con información práctica y una serie de consejos útiles para ejercer ese consumo responsable.

Y uno de los consejos principales en los que insiste Consumo Responde ante cualquier periodo de rebajas, ofertas o promociones, es planificar bien las compras y adquirir únicamente lo que se necesite, para lo cual puede ser de gran ayuda la elaboración de una lista a la que ceñirse, evitando así cualquier gasto extra, e igualmente importante resulta fijar un presupuesto previamente.

Otra recomendación esencial es comparar precios entre varios establecimientos, marcas y compañías, no dejarse llevar por lo primero que se ve, y sospechar de precios demasiado atractivos para ser ciertos.

Asimismo, conservar todas las facturas, justificantes de cualquier compra o transacción efectuada será imprescindible para una posible reclamación o devolución, e igualmente importante será guardar la publicidad del producto o artículo. Conservarla puede resultar útil a posteriori, ya que la publicidad forma parte del contrato y la empresa está obligada a cumplirla. Los productos que se ofertan cuentan con las mismas garantías legales que siempre, si bien los comercios pueden modificar ciertas condiciones, como el modo de pago o la política de devoluciones, aspectos de los que tiene la obligación de informar el comercio.

Consumo recuerda que en las compras online, las personas consumidoras y usuarias gozan, por lo general, del derecho de desistimiento, del cual deben ser informadas por la empresa, y que permite la cancelación del contrato dentro de un plazo de 14 días naturales desde que se recibe el producto, sin que se tenga que alegar motivo alguno y sin suponer penalización alguna. En el caso de las compras a distancia, será conveniente realizarlas en webs radicadas en la Unión Europea, de manera que la persona consumidora tenga garantizados los derechos que asisten a las personas consumidoras y usuarias en la UE, y no una legislación ajena.

Publicidad
Publicidad