DGT

“Tipografía”

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha entre el 8 y el 14 de febrero, la nueva campaña especial de vigilancia y control de camiones y autobuses en las carreteras de Sevilla.

Los agentes controlarán aspectos relacionados con la seguridad, como la velocidad, el uso del cinturón de seguridad, el consumo de alcohol y otras drogas y tiempos de conducción y descanso, entre otros aspectos, y autorizaciones y documentos del vehículo.

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Sánchez Toscano, ha explicado que estas actuaciones se enmarcan en el ámbito de las distintas campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico (DGT) con el objetivo de “reforzar la prevención de accidentes en este tipo de transporte”.

Carlos Toscano ha explicado que en estos vehículos, la sujeción de la carga es vital y su  desplazamiento incide sobre la estabilidad del vehículo, por lo que es más alta la incidencia de salidas de la vía y vuelcos, que puede explicarse por la excesiva o mala colocación de la carga.

Pese a que el 68% del parque de vehículos en nuestro país son turismos, el transporte de mercancías (camiones y furgonetas) tiene un peso importante en lo que a seguridad vial se refiere, ya que representa el segundo tipo de vehículos más numeroso que circula por las carreteras (14% del total del parque) y están implicados en el 16% de los accidentes con víctimas ocurridos en el año 2019.

Además, Carlos Toscano ha destacado que los meses de confinamiento y las restricciones posteriores por la pandemia han elevado el comercio electrónico, con el consiguiente aumento de desplazamientos de los vehículos de transporte de mercancías.

En la campaña de la DGT también colaboran los ayuntamientos que, a través de sus policías municipales, intensificarán los controles en las vías de su competencia.

Última campaña

En la última campaña de vigilancia de camiones y autobuses desarrollada por la DGT en febrero del pasado año fueron inmovilizados cuatro camiones, en una semana en la que se controlaron en la provincia 715 camiones y tres autobuses.

Las denuncias en los camiones asociadas a la documentación incorrecta fueron las más numerosas. El 10,2% de las denuncias se debieron a documentación inadecuada del vehículo, el 3,9% del conductor y el 2,4% del operador.

En relación con el exceso de horas de conducción y las relacionadas con el tacógrafo, en los camiones y autobuses controlados, los agentes de tráfico tramitaron 65 denuncias por estos preceptos, de las que el 86,2% estaban asociados a un uso inadecuado del tacógrafo y el resto, el 13,8%, a los tiempos de conducción y descanso. Un exceso en el tiempo de conducción puede generar fatiga y distracciones, aumentando el riesgo de sufrir o provocar un accidente.

En lo que respecta al cinturón de seguridad, otro de los pilares básicos de la seguridad vial, se interpusieron tres denuncias.

El exceso de peso o inseguridad de la carga en camiones supuso un total de 28 denuncias, y constituyó motivo para las cuatro inmovilizaciones ejecutadas.

Publicidad
Publicidad