Presidente de la Junta de Andalucía presentado la curva

“Tipografía”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno ha anunciado las nuevas medidas adoptadas tras la reunión del comité de expertos en post de contrarrestar la incidencia de la pandemia del COVID-19. Entre las medidas destaca el cierre perimetral de las provincias andaluzas, reducir de seis a cuatro el número de personas que podrán reunirse, mientras que la totalidad de establecimientos de hostelería y comercios tendrán que cerrar a las 18.00 horas.

El presidente ha concretado un total de siete medidas que entrarán en vigor en la noche del sábado 16 al domingo 17 de enero, dos de las cuales estarán vinculadas a una respuesta del Gobierno de la Nación sobre adelantar el toque de queda y decretar el confinamiento domiciliario en municipios concretos.

De este modo se mantiene el cierre perimetral de Andalucía, y se añade el cierre de las provincias, por lo que no se podrá cruzar de una provincia a otra sin causa justificada. También se establece el cierre de negocios de hostelería y comercios no esenciales a las 18.00 horas y se reduce hasta cuatro el número de personas en una misma reunión.

Por otro lado, en los municipios con una incidencia acumulada de 500 casos por cada cien mil habitantes, se establecerá el cierre perimetral, y en aquellos con una incidencia de 1.000 casos por cada cien mil habitantes se decretará el cierre de la hostelería y de los comercios no esenciales y se esperará la respuesta del Gobierno Central sobre la posibilidad de establecer el confinamiento domiciliario por municipios, y adelantar el toque de queda hasta las 20.00 horas.

El presidente también ha señalado que las medidas restrictivas por tasa superiores a 500 o 1.000 casos por cada cien mil habitantes, se aplicarán los municipios que ahora lo superan y los que vayan alcanzado estas cotas en los próximos días.

Moreno Bonilla ha destacado que estas medida se adoptan debido a los datos que ofrece la pandemia en la Andalucía en la tercera ola, los cuales se acercan ya a los máximos registrados durante la segunda ola, lo que hace pensar que será peor, por lo que se hace necesario tomar medidas de forma más periódica.

Publicidad
Publicidad