Comité de expertos reunidos este miércoles

“Tipografía”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha anunciado este domingo el cierre perimetral de todos los municipios de la Comunidad Autónoma; el cese de toda actividad no esencial a partir de las 18.00 horas desde el martes 10 de noviembre, y una modificación del toque de queda estableciéndola entre las 22.00 y las 07.00 horas.

De este modo, en virtud de la competencia que delegada por el Gobierno de España durante el estado de alarma y después de atender las recomendaciones del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Andalucía, el Ejecutivo andaluz ha decidido el cierre de todos los municipios de la comunidad, de forma que sólo se podrá entrar o salir de ellos con causa justificada, además de toda actividad no esencial a partir de las 18.00 horas. Esta última medida, de aplicación en toda Andalucía, será excepcional en la provincia de Granada, donde el cierre será total.

También, ha informado que el Gobierno andaluz ha habilitado un mapa interactivo mapaCOVID.es desde el que ya se pueden consultar las medidas en cada uno de los municipios desde teléfono móvil, ordenador o Tablet.

A estas medidas, se suma la ampliación del horario de limitación de la movilidad nocturna (toque de queda), entre las 22.00 y las 07.00 horas. Asimismo, las universidades de toda Andalucía deberán impartir las clases 'online', siguiendo colegios e institutos con clases presenciales. Estas nuevas medidas se pondrán en marcha desde la medianoche del lunes al martes. En cuanto a las ya iniciadas el pasado 30 de octubre, se prorrogan durante el día de mañana lunes. Igualmente, el cierre perimetral de la comunidad autónoma se amplía dos semanas más, hasta el lunes 23 de noviembre.

En relación con el cierre de la actividad no esencial, Moreno ha comunicado que ha he encargado a los consejeros de Economía, Hacienda y Empleo un plan autonómico de rescate a los afectados por estas medidas y ha propuesto al Gobierno de la Nación que active un plan de rescate a las empresas, especialmente del sector servicios y, dentro de él, de la hostelería y la restauración, "que van a salir damnificadas de esto".

Por último, con responsabilidad y lealtad, ha pedido al Gobierno de España que asuma la parte de responsabilidad que le corresponde en la aplicación de las medidas y para hacer cumplir las normas con la imprescindible labor de la Guardia Civil y Policía Nacional, a cuyos agentes ha expresado su agradecimiento y gratitud en nombre de todos los andaluces. "Es necesario que se den las instrucciones precisas y se movilicen los efectivos necesarios. Es vital disuadir concentraciones de personas, especialmente en las denominadas 'zonas de botellón'. Siendo inflexibles con los imprudentes", ha apostillado.

Publicidad
Publicidad