16
Lun, Sep

Ángel García (izq) junto al cuadro y a Verónica Alhama (dcha)

“Tipografía”

Movimiento de manos, una mirada, pétalos, flores y señas de identidad ecijanas conforman el cuadro que ha contado en opinión del jurado merece ser el cartel anunciador de la Feria de Septiembre de Écija 2019 que firma Ángel García Palacio.

Publicidad

La propuesta presentada por el artista ecijano vuelve a ser elegida por el jurado dos años después, García Palacio firmó los carteles de 2016 y 2017, mientras que el cartel del casado año era obra del también ecijano Antonio Prieto.

Pero no solo artistas ecijanos se presentan a esta concurso. Este año, según han señalado desde la delegación de Cultura, se tiene constancia de que algunos trabajos de los 12 que se han presentado, han llegado de otros puntos de la geografía española.

El proceso de selección del cartel ha consistido en una exposición pública en el hall del Teatro Municipal de Écija desde el pasado lunes, a la que ha seguido el fallo de un jurado compuesto por un representante de cada uno de los grupos políticos que conforman la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Écija.

Tras una primera revisión dos de los trabajos eran descalificados por no cumplir las bases del concurso “dos de ellos no se han podido votar porque se han presentado en formato digital y en las bases se expresa claramente en uno de sus puntos que el formato digital no está permitido”, apuntaba la delegada de Cultura, Verónica Alhama, por lo que solo han sido valorados diez cuadros, de los que ha salido ganador el trabajo “Bailando al Sol”, de Ángel García, nombre que se descubría tras abrir el sobre que acompañaba la obra.

El cuadro

El cartel, en el que resaltan los turquesas, así como una amplia gama de azules, representa a una mujer vestida de flamenca en actitud de baile. Destacan el lenguaje expresivo de las manos así como la mirada, con expresiones corporales muy típicas del baile flamenco.

Asimismo, los tonos anaranjados de la piel realzan la composición, en la que predominan los tonos eminentemente fríos. Otro de los elementos destacables es la utilización de tramas de puntos que pretenden dan un toque moderno a la composición y recuerdan a la industria gráfica, donde trabaja el autor. Igualmente, esos puntos, estáticos en la parte alta del cuadro, asemejan a los lunares de los trajes de gitana, mientras que en la parte baja toman forma y poco a poco se van transformando en pétalos que en la parte intermedia del cartel se convierten en torres de flores. 

En cuanto a la tipografía de letras utilizada en el cartel es la Barroca, “un tipo de letra que se convierte en mi homenaje personal al artista ecijano Amadeo Rojas, que la suele utilizar en sus trabajos”, ha destacado García Palacio.

El artista ha explicado que todo el proceso compositivo, desde la idea original hasta el término de la obra le ha llevado un par de meses. Además, el autor ha querido tener unas palabras de agradecimiento para con su familia “por la paciencia durante todo el proceso de creación del cartel”, y más expresamente ha querido agradecer su hija el tiempo dedicado a ser la modelo del cuadro.

Publicidad
Publicidad
Publicidad