MaxPixel//Dominio público

“Tipografía”

Se van conociendo más detalles sobre cómo será el nuevo formato de la Copa del Rey que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), presidida por Luis Rubiales, pretende instaurar para la temporada 2019/20.

Publicidad

El próximo 25 de mayo se disputará la final de la actual Copa del Rey. El equipo que tiene más papeletas para llevarse el trofeo es el que más veces ha ganado este título, el FC Barcelona, que además prácticamente cuenta con el título de LaLiga y también aspira a la Champions esta temporada tras regresar a semifinales cuatro años después. Ganen finalmente o no, los catalanes, junto al Valencia CF, serán los protagonistas de la que posiblemente sea la última final de Copa tal y como la conocemos hasta ahora.

Rubiales pretende revolucionar la competición. Una de las principales novedades será que todos los cruces se disputarán a partido único, excepto las semifinales, que serían eliminatorias de ida y vuelta. Jugará en casa el rival más débil, es decir, el que milite en una categoría inferior; si pertenecen a la misma, será en el estadio del equipo que sume menos puntos en el momento del sorteo.

Aún más llamativo que este cambio en la estructura de la Copa del Rey, que pasaría a celebrarse en 10 fechas en lugar de 12, es el hecho de que se amplía el número de participantes de manera considerable. Los equipos de la Tercera División, en la que se encuentra el Écija Balompié, aumentarían de 18 a 36 representantes.

Se ha anunciado que, en total, la nueva Copa del Rey contaría con 128 equipos. Serían los 20 de la Primera División y los 22 procedentes de la Segunda, más 32 de la Segunda B, 36 de Tercera y 18 equipos que serían invitados de la Regional Preferente. Este considerable aumento en el número de representantes de Tercera abriría las puertas a una participación del Écija, siempre que para entonces se hayan solucionado los graves problemas de liquidez que atraviesa el club.

Todavía se desconoce cómo se realizaría exactamente el sistema de clasificación, pero se supone que de la Segunda B participarían 8 equipos por cada uno de los 4 grupos. Este anuncio, justo a unas semanas del final del campeonato, ha generado algunas críticas, puesto que este nuevo sistema puede alterar la competición vigente. En la actualidad, pueden disputar la Copa del Rey los 5 primeros clasificados de cada uno de los grupos que forman la Segunda B, además de los dos mejores sextos. Por lo tanto, conocer ahora que el año que viene va a haber ocho clasificados por grupo, supone desmotivar a aquellos que luchaban por estar en esas cinco primeras plazas.

Esta nueva Copa del Rey que plantea la RFEF recuerda bastante a la FA Cup, la competición de fútbol más antigua del mundo. De hecho, hay quienes, puestos a dar la oportunidad de que los más modestos se puedan medir cara a cara con los clubs más grandes, piden que la Copa española sea como la inglesa. En la FA Cup participan hasta 700 clubes, entran todas las categorías del fútbol inglés. Y en la Copa de Francia van todavía más lejos: cualquier equipo que esté federado puede inscribirse en esta competición.

RFEF//Dominio público
RFEF//Dominio público

Los cambios que también sufrirá la Supercopa de España a partir de la temporada 2019/20, afectarán a la nueva Copa del Rey.

La idea de la RFEF es volver a llevar la Supercopa, que hasta ahora enfrentaba al campeón de LaLiga con el de la Copa, fuera de España. La última edición se celebró en Tánger (Marruecos), y todo apunta a que las próximas se trasladarán hacia los países de Oriente Medio, tal y como ya se hace en la Supercopa de Italia. Pasaría a disputarse en el mes de enero, en lugar de agosto, y sería una final a cuatro con el campeón y subcampeón de LaLiga, más los finalistas de la última Copa.

Esos cuatro participantes de la Supercopa de España se librarían de disputar las primeras rondas de la nueva Copa del Rey, y se incorporarían directamente en los dieciseisavos. Todos los demás equipos, sean de la categoría que sean, se enfrentarán desde la primera ronda, de manera que es posible que un equipo de Tercera o Regional se enfrente a uno de Primera (e incluso se produzca más de una sorpresa) en cualquier momento.

La propuesta de la RFEF para el nuevo formato de la Copa del Rey se tendrá que aprobar el próximo 29 de abril. Por el momento, la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que preside Javier Tebas, ha solicitado un calendario completo para ver cómo encajaría la competición copera con la de Liga. Todo indica que este “acople” va a ser un escollo difícil de salvar para los planes de Rubiales.