15
Vie, Nov

“Tipografía”

La segunda competición más importante de Europa, es decir la Europa League, es un torneo importante en el que varios son los equipos que tratan de imponerse, pese a que no transmita las mismas emociones de la Champions. En este contexto, el Sevilla FC es uno  de los clubes que más amor tiene para esta competición, ya que hablamos del club que más veces se ha impuesto en este torneo: cinco son las victorias de los hispalenses en la que antes se llamaba Copa de la Uefa.

Publicidad

Tras haberse clasificado a la edición de este año de manera rocambolesca, los hombres entrenados por Pablo Machín han demostrado tener muchas ganas de volver a imponerse en la Europa League, como demuestran los resultados del grupo de clasificación en el que habían sido sorteados. Sin embargo, cuando de verdad es importante demostrar el valor de un equipo es a partir de los octavos de final, el verdadero indicador de la potencia y de la contundencia de un equipo. Ahora que ha llegado un importante test, es decir el doble choque contra el Lazio de Roma, el Sevilla está tirando de recursos para poder seguir.

La victoria en el partido de ida en Roma certifica como el Sevilla sea uno de los equipos candidatos a la victoria de la Europa League. Haber podido ganar en un estadio complicado como el Olímpico de Roma ha sido no solamente una hazaña importante sino que ha permitido a los de Machín de encarrilar el pase a cuartos, aunque los deberes todavía no están hechos. Poder jugar el partido de vuelta en el estadio Sánchez Pizjuán es sin duda una ventaja para los de casa pero a la vez puede llegar a ser un problema, ya que un gol de la Lazio podría complicar el asunto. Eso porque los goles que se marcan fuera de casa valen doble en las competiciones de este tipo.

Pese a todo, el Sevilla es el claro favorito tanto en la eliminatoria como en el partido, aunque no habrá que subestimar la potencia y la concreción del Lazio, un equipo que lleva años estando entre los primeros 5 de la liga italiana. Además el choque tendrá una componente más de morbo, ya que en el equipo romano el delantero centro titular es Ciro Immobile, que fue jugador del Sevilla hace muchas temporadas y nunca pudo ambientarse del todo en la capital andaluza y en el club. Su vuelta al Pizjuán será muy emotiva pero podría también ponerle las pilas para rendir más y dar la sorpresa.

Lo que queda claro es que el Sevilla buscará la clasificación con todos sus recursos, ya que su objetivo principal del año es volver a ganar esta copa. Cuarto en la Liga, el conjunto hispalense quiere llegar hasta la final de Bakú en programa el próximo 29 de mayo. Y, por supuesto, ganar también este último partido.

Publicidad
Publicidad