“Tipografía”

Los manipuladores de alimentos son trabajadores con amplias oportunidades de trabajo, ya que es una ocupación que tiene salidas laborales en la industria turística, en la restauración, la industria de alimentos, las empaquetadoras, los supermercados, transporte de comida, etcétera.

Publicidad

De acuerdo al Reglamento Europeo, es necesario realizar un curso de formación y obtener un carnet que certifique que se tienen los conocimientos necesarios para manejar los alimentos de manera segura.

La conservación de alimentos es algo complejo, hay que manejar información acerca de los procesos de descomposición de cada producto, para que los consumidores no sean afectados, esta formación debe garantizar eso.

¿Cómo debe ser la formación?

El curso de manipulador de alimentos en Sevilla contempla una parte teórica, en la cual se imparten todos los conocimientos necesarios para realizar la labor con calidad. La formación para realizar esta labor debe incluir:

  • Mantenimiento de la cadena de frío. Hay alimentos que deben conservar una temperatura máxima, de manera constante y en el caso de superarse, el alimento pierde calidad. El manipulador de alimentos debe aprender cuáles son estas temperaturas para cada caso y cómo asegurarse de que las condiciones se cumplan.
  • Medidas higiénicas. Se debe saber cómo asearse las manos, saber en qué circunstancias se deben usar gorros y guantes, en qué momento no se pueden tocar partes del cuerpo u objetos no higienizados, la manera de lavar los utensilios, etcétera.
  • Ciclo de vida de cada alimento. El manipulador de alimentos debe conocer el tiempo durante el cual cada producto está fresco, para poder planificar las compras y el almacén de cada uno. Toda formación en manipulación de alimentos debe incluir esto, ya que muchos alimentos no lucen dañados, pero ya iniciaron su descomposición, y pueden causar intoxicación en los comensales.
  • Efecto de la congelación. No todos los alimentos pueden congelarse, algunos productos no responden bien a ese proceso, otros en cambio, se conservan congelados perfectamente. Una buena formación debe enseñar al aspirante, el correcto uso del congelador y las mejores técnicas para hacerlo.
  • Plagas. El manipulador de alimentos debe saber identificar y reportar las plagas en los establecimientos, que pueden afectar a los alimentos. Esto es muy importante, ya que se pueden seguir todas las medidas sanitarias correctamente, pero si el local está infectado con alguna plaga, los alimentos están en peligro de contaminarse.

¿Cómo elegir el curso?

Es aconsejable elegir un curso con las siguientes características:

  • Sin coste. Hay disponibles cursos gratuitos que incluyen la información completa para presentarse al examen. La metodología se basa en el acceso a un manual de formación, el cual se tiene disponible en todo momento, sin necesidad de registrarse en la página web.
  • Online. Hoy en día, con las ventajas que ofrece internet, es recomendable elegir un curso online, de esta manera se puede realizar sin tener que desplazarse a ninguna academia ni ajustarse a un horario. El participante puede planificar su horario de estudio de acuerdo a su conveniencia.
  • Validez. Hay que verificar que el curso elegido tenga validez legal de acuerdo al Reglamento y que sirva para obtener el carnet para trabajar. Esto es muy importante, ya que sin este requisito no se puede ejercer la labor.
  • De acuerdo al AECOSAN. La Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria tiene guías y recomendaciones que se deben seguir. Es importante elegir un curso que contemple estos requisitos para asegurar la calidad y legalidad del mismo.

Obtención del carnet

Después de realizar el curso, se debe realizar el examen, el cual evaluará si el participante cumplió con los requisitos necesarios para trabajar como manipulador de alimentos, lo siguiente es tramitar el carnet online fiable.

El carnet de manipulador de alimentos es un documento que permite ser contratado para cargos como: cocineros, ayudantes de cocina, empaquetadores, transportadores, acomodadores, y muchos otros donde se está a cargo de alimentos crudos o cocidos, pero que van a ser consumidos por personas.

Es importante que la empresa que emita el carnet tenga legalidad y sea prestigiosa, para ello es aconsejable verificar el nombre de la empresa, hacer una búsqueda por otras fuentes, pedir opiniones y referencias.

También se debe verificar que esté facultada legalmente para emitir el carnet, que el carnet que emita tenga códigos de seguridad que no permitan falsificaciones y que en caso de una inspección, el carnet pueda ser verificado.