“Tipografía”

Ahora le toca el turno al estanque romano de “El Salón” .-Lo que se tendría que haber convertido en un reclamo turístico en pleno centro de la ciudad como recordatorio de la historia de la antigua Astigi, en la actualidad es un espacio diáfano de cota baja -la original de la época romana- que presenta importantes desperfectos y que se ha convertido en un gran contenedor de residuos. En esto se ha convertido el estanque del antiguo templo romano que se descubrió durante las excavaciones que se realizaron en la Plaza de España “El Salón” para la construcción del aparcamiento.

Publicidad

Ahora, varios años después, y como ya ha ocurrido con otros elementos de la remodelada plaza, el ayuntamiento va a impulsar una actuación de reordenación de estos restos arqueológicos.

Con un presupuesto máximo de 268.600 euros, desde el consistorio ha abierto un procedimiento negociado con publicidad, por vía urgente, para contratar una empresa que soluciones los problemas de mantenimiento que presenta el estanque romano, y con un plazo de ejecución de seis meses.

El proyecto recoge, entre otros, además de las reparación de los desperfectos, crear una “caja transparente” que lo proteja, y llevar a cabo las actuaciones necesarias para visitable los restos.

El estanque, legado de la Astigi romana, está enclavado en su cota original en la esquina sureste de la plaza, donde los peatones pueden contemplar el yacimiento arqueológico desde el firme de la propia plaza, que se eleva a una cota bastante superior a la de los restos históricos. Aunque el vano creado en el firme de la plaza para contemplar desde arriba los vestigios está dotado de unas galerías de paso para conectar un lado y otro y paneles de vidrio verticales para impedir accidentes, lo cierto es que el estanque queda al aire libre.

Problemas de conservación

En el último año, según informó a Europa Press el Ayuntamiento astigitano, se han detectado "importantes problemas de mantenimiento" del estanque romano dada la acumulación de "papeles, bolsas, etcétera" arrojadas desde el firme de la plaza, lo que conlleva "continuos" trabajos de limpieza. Además, a finales de 2009 el Ayuntamiento se vio obligado a reponer "un gran número de piezas" del revestimiento lateral del recinto que alberga el yacimiento a cuenta de su deterioro por el fenómeno de la dilatación.

Dado el caso, el Gobierno municipal socialista ha resuelto la reordenación de este espacio con la cubrición del estanque romano mediante un "forjado" que de continuidad a la solería de la plaza, toda vez que en la zona occidental del recinto del estanque, se completará la excavación de la solería romana, --a 1,6 metros por debajo de la cota de la plaza--, para sacarla a la luz e instalar "una estructura escalonada" con sillares de piedra hasta el firme del espacio público. El estanque, de cualquier manera, quedará además protegido por una "caja transparente" que permitirá su contemplación.