“Tipografía”

El Bufete Osuna, inaugura el próximo viernes en la localidad pacense de Valdebótoa el primer despacho de abogados de Extremadura destinado a militares, aprovechando la cercanía de la Base "General Menacho", donde se concentran aproximadamente, unos 3.500 miembros de las fuerzas armadas, a los que se les ofrecerá un servicio personalizado.

El despacho, que se ocupará tanto de los procesos penales como de los disciplinarios, contará con un total de cuatro profesionales, dos de ellos militares en excedencia que cuentan con experiencia y son conocedores de la materia.

Fuentes del Bufete, han concretado algunos ejemplos de los casos específicos que tratarán en sus nuevas instalaciones, como abandono de destino por la clase de tropa, la insubordinación, el insulto a superior o la imprudencia. 

Casos por arrestos, inutilidad física, trienios o salarios son los que se dan en la vía administrativa. 

Esta parcela, según las mismas fuentes, no está plenamente cubierta en Extremadura, ya que no hay abogados que tengan esta especialidad.
Como en cualquier colectivo, han explicado, surgen problemas y su solución está en un buen conocimiento de la vida castrense, junto a una formación jurídica especializada en el Derecho Militar. 

A ello se le une la ventaja de la atención militar en las proximidades de la base. 

El despacho, que cuenta con la ayuda de las autoridades locales, según las mismas fuentes, tiene la experiencia de las asesorías jurídico-militares que el Bufete Osuna tiene en Sevilla, Huelva y Écija (Sevilla).
Estos despachos, más el de Extremadura, suman un total de nueve abogados. 

Osuna cuenta también con convenios de colaboración con bufetes de Madrid y Zaragoza, y de Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Portugal y Rumanía en el extranjero.