Empresa ecijana

“Tipografía”

El pasado 28 de julio el Consejo de Ministros aprobó el Programa de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial en su edición de 2020. Se trata de acción dirigida a pymes y grandes empresas del sector industrial, que promueve el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que supone un programa de prestamos con amortización a seis años con tres de carencia a intereses que van desde el 0,1% al 1,69%. Entre las zonas prioritarias de la provincia de Sevilla está Écija.

El conocido como Plan Reindus 2020, tiene como objetivo impulsar la creación o traslado de establecimientos industriales, mejorar, modificaciones de la línea de producción, implementación de tecnologías de las industria conectada 4.0, así como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

Esta edición está especialmente dirigida a empresas afectadas por perjuicios económicos surgidos a raíz del brote de Covid-19, legalmente constituidas en España, que desarrollen una actividad industrial productiva, con independencia de su tamaño, y que no formen parte del sector público.

Según ha informado este lunes en un comunicado la Delegación del Gobierno, en Andalucía un total de 264 municipios han sido clasificados como zonas prioritarias para la financiación de los proyectos, de los que 34 se encuentran en Almería, 23 en Cádiz, 46 en Córdoba, 42 en Granada, 28 en Huelva, 28 en Jaén, 27 en Málaga y 36 en Sevilla.

La delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García, ha subrayado la importancia de estas ayudas para "favorecer la consolidación de la industria tras la salida de la crisis derivada del Covid-19, de forma que consigamos mantener y crear empleo en el sector industrial y evitar la dependencia del mercado exterior".

Las bases reguladoras publicadas en el BOE establecen que las ayudas se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva, a empresas privadas con personalidad jurídica propia, que realicen inversiones materiales destinadas a la mejora y/o modificación de líneas de producción previamente existentes, así como las inversiones destinadas a la implementación productiva de tecnologías de la 'Industria Conectada 4.0', e inversiones orientadas a una mejora de su sostenibilidad ambiental. Serán financiables las inversiones y gastos realizados desde el 1 de febrero y hasta el 31 de diciembre de 2020.

El plazo de presentación de solicitudes a esta convocatoria finalizará el próximo día 20 de agosto, y el importe global del préstamo a conceder por beneficiario no podrá superar los 800.000 euros. El plazo de amortización será de seis años, con tres años de carencia y con tipos de interés variable según el tipo de empresa; en concreto, un 0,1% para pymes el primer año --un 0,19% el segundo y tercer año y un 0,69% el resto de años--, y un 0,19% para grandes empresas el primer año, un 0,69% el segundo y tercer año, y un 1,69% el resto de años.

Publicidad
Publicidad