“Tipografía”

Si hace algunas semanas era el Atlético Balear el club que negociaba con el Écija Balompié para hacerse con la plaza en la Segunda División B, ahora existe otro protagonista en la palestra. En esta ocasión se trata del Manchego, equipo de Ciudad Real, cuyo presidente Dámaso Arcediano, estaría negociando con los responsables del equipo astigitano, tal y como pública el diario digital La Tribuna de Ciudad Real.

Al parecer, Arcediano tiene en mente militar en la división de bronce del fútbol español, y son varios los frentes que baraja para conseguir su objetivo, entre los que se encuentra las negociaciones con el Écija Balompié, a través de Rafael Gordillo. 

De las conversaciones que se están manteniendo no ha trascendido el importe de la operación, pero según el último intento de los directivos del conjunto del San Pablo con el responsable del Atlético Balear, la cifra inicial, que ascendía a los tres millones de euros, se vio reducida considerablemente.

De un modo u otro lo cierto es que los propietarios del conjunto ecijano continúan con su intención de vender la plaza y de este modo hacer caja con la que recuperar –según dicen- la inversión realizada en el Écija Balompié. 

Deuda del Ayuntamiento

Mientras tanto desde una de las principales dianas sobre la que apuntaban los responsables del Écija Balompié como causante de la situación económica que sufre el club, -el Ayuntamiento- se aprobó hace unos días abonar la cantidad de 115.000 euros al conjunto del San Pablo, cantidad que se debería de destinar a la cantera, tal y como recoge el convenio firmado con la entidad deportiva, pero que según lo conocido en las últimas horas, no parece cambiar la postura de los propietarios del club, que continúan con la intención de vender y marcharse.

Publicidad
PromoBienvenida_web.gif
Publicidad