“Tipografía”

El 10 de julio los socios del Manchego conocerán cual será su futuro, y con él, se desvelarán algunas dudas sobre que ocurrirá con el Écija Balompié, ya que el equipo que preside Dámaso Arsediano, tiene abierta una negociación con los propietarios del conjunto astigitano.

El futuro de los manchegos al parecer solo tiene tres caminos; uno hacer frente al  pago de 600.000 euros en concepto de deuda  inmediata; segundo desaparecer por no poder hacer frente al más de un millón y medio de deuda que tiene contraída; o tercero comprar la plaza del Écija Balompié en la segunda división b, una plaza que hemos conocido, se ha puesto a la venta por la cantidad de 750.000 euros.

Todos estos datos se dieron a conocer en la última asamblea del equipo manchego, y que como horizonte para tomar una decisión es el próximo viernes en una Asamblea Extraordinaria. Mientras tanto la afición del Écija Balompié, asiste con mucha incertidumbre, al que puede ser el punto y final de varias décadas de historia.

Esta noticia viene a confirmar que los dirigentes del club del San Pablo, continúan con la decisión de vender la plaza.

Fichajes.

La sensación de incertidumbre que sobrevuela el futuro del Écija Balompié, ha hecho que el jugador algecireño, Marín, haya aceptado la oferta del Lucena para la próxima temporada, y de este modo cierra las conversaciones mantenidas con algún responsable técnico del conjunto astigitano.

Publicidad
PromoBienvenida_web.gif
Publicidad