Guardia Civil

“Tipografía”

Una inspección llevada a cabo por la Guardia Civil el pasado 6 de marzo en un reñidero de peleas de gallos en la localidad de Fuentes de Andalucía, localizaba en su interior a 89 personas y se saldaba con la denuncia de una treintena de infracciones al establecimiento.

El local, según señala la Guardia Civil en una nota de prensa, se encuentra incluido en la asociación cultural del gallo combatiente español, y la actuación llevada a cabo por la Benemérita se enmarcaba dentro de las inspecciones en reñideros donde se realizan peleas de gallos, autorizadas por el artículo 4.2 de la Ley de la Comunidad Andaluza 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales.

En el momento de la inspección se estaba celebrando una pelea de gallos en el ring construido al efecto, con una total de 89 personas en el interior del establecimiento. El establecimiento cuenta con un servicio de ambigú para los asistentes, en el interior de un cubo de basura que se encontraba dentro de la cocina, la Guardia Civil localizó 4 gallos de pelea muertos, dando cuenta a Fiscalía por si dichos hechos pudieran ser constitutivos de delitos de maltrato animal, observando, además infracciones por la localización de carne de cerdo caducada en un congelador en el interior de la cocina del ambigú donde se servían montaditos de lomo; carecer de carné de manipulación de alimentos de uno de los empleados de este servicio; carecer el establecimiento de la documentación del reñidero; permitir la entrada a menores de 16 años; cinco infracciones por tenencia de armas blancas (navajas) o permitir fumar en el interior.

También se han cursado cuatro infracciones por falta de documentación de traslado de los gallos de pelea que procedían de distintas localidades; por localizar un gallo abandonado en el interior de una gallera sin la asistencia debida y una infracción dentro de la Ley de Sanidad Animal, al encontrar un gallo con lesiones en la cabeza y partes del cuerpo sin ser asistido de la mismas por parte de su propietario.

A todo esto se suman seis infracciones por movimientos de personas entre provincias andaluzas, concretamente desde la provincia de Córdoba. Una infracción por movimiento desde otra Comunidad Autónoma, y tres por la salida de otras tantas personas de una localidad confinada con cierre perimetral, en concreto desde Lora del Río.

Durante las identificaciones, se comprobó que una persona procedente de la provincia de Córdoba tenía una requisitoria para detención e ingreso en prisión para cumplir condena, procediendo a la detención de la misma y puesta a disposición judicial, así como otra persona de la provincia de Sevilla tenía una requisitoria de detención y personación por el Juzgado de Instrucción de Sanlúcar la Mayor, procediendo a su detención y puesta a disposición judicial.

En el dispositivo de inspección participaron Unidades de seguridad ciudadana de la Compañía de Carmona, SEPRONA, Equipo ROCA y Equipo de Investigación, con el apoyo de la USECIC de la Comandancia de Sevilla.

Publicidad
Publicidad