“Tipografía”

La Virgen de los Dolores pasea por la ciudad a la que llegó hace 300 años.-A las 19.00h, tal y como estaba previsto, se abrían las puertas de la Iglesia de Santiago para dar paso al cortejo que ha acompañado a Nuestra Señora de los Dolores de la Hermandad de la Expiración, en la salida extraordinaria que se ha desarrollado con motivo de 300 aniversario de la llegada de la imagen a la ciudad.

A lo largo del día la previsiones meteorológicas han centrando la atención de los miembros de la hermandad, aunque barajaban datos que indicaban que desde media tarde y hasta pasada la medianoche la probabilidad de lluvia era reducida; a las 19.00h, y con un cielo parcialmente despejado, la Virgen de los Dolores salía del Templo, aunque la lluvia hacía acto de presencia sobre las 21.45h.

Ver a la Virgen de los Dolores por calles como San Francisco o Garcilaso, o a las puertas de la Parroquia Mayor de Santa Cruz ante la Patrona y Alcaldesa Perpetua de la ciudad, la Virgen del Valle, han sido algunos de los momentos más emotivos vividos en la noche del sábado, aunque especial mención tiene el paso de la imagen por el arco de Santa María, donde un silencio total dejó paso a las palabras –siempre acertadas y llenas de sentimiento- de su capataz, Manuel Fernández.

Pasadas las 00.00h la imagen de la Virgen de los Dolores hacía su entrada de nuevo en la Iglesia de Santiago, y se daba por concluida la salida extraordinaria, y los actos, con motivo de los 300 años de la entronización de Nuestra Señora de los Dolores.

Publicidad