Rastrillo Benéfico - FOTO: Archivo

“Tipografía”

El primer fin de semana de diciembre y aprovechando el día de la Constitución, la Hermandad de Jesús sin Soga comienza la tradicional campaña “Ayúdanos a ayudar”, una iniciativa que incluye una serie de acciones con las que persiguen sufragar los gastos de la bolsa de caridad.

Entre esta actividades destaca el Rastrillo Benéfico que este año alcanza la décimo segunda edición. Se trata de una oportunidad para encontrar una gran variedad de artículos nuevos o de segunda mano, provenientes de donaciones, y que se venden a precios simbólicos.

Este particular mercadillo se instalará durante los días 4, 5 y 6 de diciembre entre las 11.00 y las 14.30 horas en las puertas de la Iglesia de Santa Bárbara, sede canónica de la hermandad, con la novedad este año de la celebración el 6 de diciembre de las “migas solidarias”, otra actividad que de forma paralela se va a desarrollar en el patio de la Casa de Hermandad. Ambas acciones tiene un fin benéfico.

Está será la segunda ocasión en la que este año se instale el Rastrillo Benéfico a las puertas de Santa Bárbara, la primea fue el pasado 12 de octubre, registrando un buen éxito de participación.

Desde la hermandad recuerda los problemas vinculados a la pandemia por coronavirus, más allá de los sanitarios, algo que se ha hecho evidente en muchas personas, familias y empresas “hacen falta muchas manos y mucha colaboración para, al menos, intentar ayudar, paliar en lo posible todas estas cosas”, por lo que hacen un llamamiento a la participación “si podéis mucho, mucho. Si podéis poco, poco. Y si no podéis, y encima necesitáis ayuda, haremos lo posible por ayudaros”.

Estas actividades las desarrollan hermanos voluntarios y tiene como objetivo de mantener la bolsa de caridad de la hermandad que trabaja a lo largo de todo el año.   

Publicidad
Publicidad