Presentación del convenio

“Tipografía”

La Hermandad de San Gil de Écija ha puesto en marcha un proyecto para crear una banda de cornetas y tambores con el fin de ofrecer una formación musical a principalmente a jóvenes en riesgo de exclusión social, muy especialmente a niños.

Con este objetivo se ha puesto en marcha una idea que la hermandad venía planteando desde hace algunos años y que ahora será una realidad, en parte a los 12.000 euros que la Obra Social de “la Caixa” ha aportado a esta iniciativa “no hubiera sido viable sin la aportación de la Caixa”, como señalaba el Hermano Mayor de San Gil, Luis Navarro.

Por su parte desde la entidad financiera destacaban que proyectos de este tipo se amoldan perfectamente a su fin social “es importante estar presente y participar en la vida de Écija, en colaborar en acciones sociales y culturales como la presentada por la Hermandad de San Gil donde confluye tanto la ayuda a la integración social de personas más desfavorecidas o en riesgo de exclusión y con menos medio, y la cultura”, como señalaba Javier Artillo, director del Área de Negocio de la Caixa.

La aportación de la Caixa servirá para dotar de instrumentos musicales a la futura banda de cornetas y tambores que comenzará los ensayos en las instalaciones de las Escuelas Profesionales Sagrada Familias “SAFA” de Écija el próximo mes de septiembre. De momento el proyecto se encuentra en la fase de captación de integrantes, algunos de los cuales han sido remitidos directamente desde el Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Écija, ya que el proyecto tiene como fin principal la integración de personas en riesgo de exclusión social “se va a instrumentar a la banda para poder desarrollar la actividad que pretendemos hacer, que es dotarlo de una cultura musical y crearles un sentimiento de pertenencia a un grupo que entendemos que les puede ayudar a la integración social”, apuntaba Álvaro Reina Presidente de la Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de la Salud.

Componentes

De momento la futura banda cuenta con unos 45 integrantes, algunos de los cuales residen en otras localidades, incluso de la provincia de Málaga, pero han mostrado el interés y compromiso de desplazarse hasta Écija para llevar a cabo los ensayo. El plazo de captación está abierto hasta el 31 de julio y no existe un límite de edad, hay integrantes de 10 años y los que superan la treintena “primamos el compromiso, las ganas y el interés por formar parte de este proyectos”, concluía Álvaro Reina.