“Tipografía”

La falta de Policía Local crea problemas de tráfico en las calles de Écija por la “Ruta Carlos III”.-La decisión de la plantilla de la Policía Local de Écija, de no realizar los denominados “servicios especiales” por la ruptura de un acuerdo que mantenían con el Ayuntamiento, ha provocado múltiples problemas de tráfico con motivo de la celebración de la carrera popular “Ruta Carlos III – Ciudad del Sol”.

Publicidad

Ante la imposibilidad de contar con agentes de la Policía Local para controlar el tráfico desde primeras horas de la mañana, se ha tomado la decisión de prohibir la circulación por las calles por las que discurriría la prueba y la calles adyacentes, algo que en la última parte de la carrera no ha podido evitar que vehículos y corredores se hayan mezclado en algún momento, dándose el caso de que algunos de los participantes hayan tenido que ser escoltados por la policía para garantizar su seguridad.

El dispositivo especial organizado para el desarrollo de esta carrera ha estado compuesto en su mayoría por integrantes de Protección Civil y voluntarios. El número de agentes de la Policía Local que ha participado en este dispositivo han sido las dos parejas de turno diario, junto con el suboficial de guardia. Está situación ya se vivió durante el transcurso de la Cabalgata de Reyes Magos, donde los policías encargados de la vigilancia de la ciudad también integraban el dispositivo especial.

La decisión de los agentes municipales llega, según un comunicado oficial del Sindicato Profesional de Policías Municipales de Andalucía (SPPM-A), llega tras la por decisión del concejal de seguridad ciudadana, Manuel Torres, a la hora de romper “unilateralmente el acuerdo que negoció hace varios años con los sindicatos del cuerpo de Policía Local del municipio astigitano”  y en el que se reflejaba el establecimiento de servicios especiales así como la modificación del horario del cambio de turno para poder controlar el tráfico en la salida de distintos centros educativos.

El comunicado continua culpando al concejal de seguridad ciudadana de romper el acuerdo “como medida de presión hacia ellos, por no apoyar la propuesta que hizo el mismo concejal por la que se subía de grupo y de nivel al cabo de Bomberos -que, curiosamente, resulta ser su hijo-  y a los miembros de dicho cuerpo”.

La próxima ocasión en la que se evidencie la ruptura de este acuerdo será este lunes cuando los agentes de la Policía Local no acudan a los accesos de distintos colegios de la ciudad a controlar el tráfico a la hora de la salida de los alumnos, ya que momento coincide con el cambio de turno de los funcionarios.

Comunicado de la Policía Local

El concejal de seguridad de Écija rompe con la Policía Local

  1. El problema de fondo es la falta de apoyo de la Policía a la propuesta del concejal de subir el sueldo a su propio hijo, cabo del cuerpo de bomberos.

El concejal de seguridad del Ayuntamiento de Écija, Manuel Torres Expósito, ha roto unilateralmente el acuerdo que negoció hace varios años con los sindicatos del cuerpo de Policía Local del municipio astigitano. Dicho texto, que ha estado vigente hasta el pasado 31 de diciembre, contenía conciertos que cubrían las necesidades de personal para controles de movida, cabalgatas y demás servicios extraordinarios. Igualmente, modificaba la hora del cambio de turno de personal, por el que la Policía Local conseguía llegar a tiempo a cubrir la ordenación del tráfico en la salida de alumnos/as de los colegios ecijanos a las 14.00 horas.

En estos años, la Policía Local ha venido reclamando al Sr. Torres que se hiciese cargo de las carencias y deficiencias que sufren en lo concerniente a efectivos, dependencias, uniformidad, organización de la jefatura, confección de un reglamento adecuado; así como que el Ayuntamiento dejase de pagar horas extras a determinados mandos del propio cuerpo que mantienen permanente sintonía con Manuel Torres. También pedían más control en la organización del resto de personal, ya que también se pagan complementos y otros conceptos a diversos trabajadores sin ninguna negociación previa con los sindicatos y sin el obligatorio estudio del organigrama municipal, para certificar la especificidad de cada puesto de trabajo.

Entienden los sindicatos de la Policía Local que el Sr. Torres ha roto el acuerdo actual como medida de presión hacia ellos, por no apoyar la propuesta que hizo el mismo concejal por la que se subía de grupo y de nivel al cabo de Bomberos -que, curiosamente, resulta ser su hijo-  y a los miembros de dicho cuerpo; cuando, precisamente, la ley establece que en Andalucía la Policía Local se incluye en el grupo C1 y los bomberos en el C2.

El cuerpo de la Policía Local de Écija, sólo pretende realizar su trabajo en condiciones óptimas teniendo en cuenta las características propias de sus actividades. Por su parte, el Ayuntamiento -que ha venido alegando a los sindicatos una total falta de recursos económicos para paliar dichas carencias-, eleva ahora a una cantidad insultante el sueldo del hijo del citado concejal.