“Tipografía”

El Centro Ocupacional de PRODIS se ubicará en el antiguo Calvo Sotelo.-“Ya no es un Proyecto, ya es una realidad” así lo ha señalado la delegada de Bienestar Social y Familia del Ayuntamiento de Écija, Rosario Díaz, al referirse al traslado del Centro Ocupaciones de PRODIS a unas instalaciones definitivas.

El lugar elegido es el Colegio “Calvo Sotelo”, situado en la calle Rodríguez Marín, al considerarse que las instalaciones que ofrece se adecuan más a las necesidades de los usuarios de PRODIS “se trata de unas instalaciones más adecuadas en cuanto a espacio, ya que cuenta con una superficie construida en la planta baja de 373,95 m2, 315 m2 en la primera planta y 315 m2 en la segunda. Un gran esfuerzo y una gran inversión por el Ayuntamiento de Écija, ya que hay que adaptar el edificio”, destacaba la responsable municipal.

Desde hace ocho años el centro ocupacional se encuentra en las instalaciones municipales de Sedesa, una ubicación que era provisional para un año y que no se adaptan a las necesidades de estos usuarios, según señala el director de PRODIS, Manuel Martín “unas instalaciones que no son las adecuadas para atender a los 70 usuarios/as que hay, de edades comprendidas entre 16 y 65 años”. Por el momento deberán de permanecer en Sedesa hasta que se adapte el nuevo edificio a la utilidad que ahora se le va a dar.

Según el director del centro, “esta nueva ubicación, va a suponer en torno a 4 o 5 veces más de espacio, lo que conlleva que se eviten problemas de conducta entre usuarios, y nos va a permitir el desarrollo de talleres que antes, por problemas de espacio, no se podían llevar a cabo, siendo el taller más pequeño de 43 m2 y el mayor de 53 m2, lo que va a suponer mayor autonomía de las personas con discapacidad intelectual. Además, por el sitio en el que se encuentra dicho edificio, situado en el centro de la ciudad, va a permitir que tengamos todo a mano y poder trasladarnos a pie haciendo un poco de ejercicio físico.”

En cuanto a la fecha del traslado se desconoce el momento exacto, ya que, se tienen que llevar a cabo varias reformas para adaptar el edificio a la normativa vigente. En dicho sentido, según Martín, “el problema es el primer tramo de la escalera en el que hay un escalón, así como, un problema de altura y anchura de la huella de los escalones. También es necesaria la instalación de un ascensor y rampas de acceso”.

Publicidad
Publicidad