“Tipografía”

Usuarios de Guadalinfo presentaran quejas por el trato recibido por un operario municipal.-Indignación e impotencia es lo que experimentaban los usuarios de centro Guadalinfo de Écija, ante la actuación de un operario municipal que irrumpió el pasado miércoles en la Asociación de Vecinos “Pisos Amarillos” –local que acoge este servicio- y sin previo aviso procedió a cortar la corriente eléctrica dejando sin actividad el centro.

Según el relato de la monitora de Guadalinfo, el hecho ocurrió a media mañana del miércoles, cuando un operario municipal accedía al local con la intención de tomar luz para las obras que se están realizando en los pasos de peatones de la zona. La monitora le indicó que sin la autorización del responsable de la sede, el presiordente de la asociación vecinal, no podía acceder al local para sacar una toma de electricidad, y que en caso de contar con la autorización, intentara no perjudicar el trabajo que estaba realizando el alumnado “le dije que por lo menos esperase a la una para no interrumpir los trabajos, fue entonces cuando comenzó a insultar y tuvimos que llamar a la policía” acto seguido, y presentado una actitud “chulesca" procedió a cortar la luz y antes de irse en tono jocoso se despidió con un “señoras, ya se pueden ir un ratito al recreo” añade la monitora.

El presidente de la asociación, Agustín Flores, reconoce que el acuerdo existente con el Ayuntamiento de Écija, recoge que el abono del suministro de eléctrico corresponde al Consistorio, y que días antes se le había comunicado que era necesario realizar una toma para las obras que se están ejecutando en la calle, aunque en el día establecido nadie se presentó en la sede “a mi que enchufen aquí me da igual, pero si le pasa algo a los ordenadores, les dije, sois los responsables” afirma el presidente, quien añade sobre lo ocurrido que “no son formas, si tienen que coger luz, que la cojan, pero ese hombre no tiene derecho a entrar en sede de esa forma”.

Agustín Flores ha comunicado los hechos al alcalde de la ciudad, Ricardo Gil-Toresano, solicitándole al mismo tiempo que se de una explicación al alumnado “que menos que estas mujeres se merezcan una explicación” obtenido como respuesta, según el presidente “que remita un escrito con lo ocurrido”.

Estos hechos han provocado que la práctica totalidad del alumnado de dos turnos -aproximadamente una treintena- estén redactando quejas que va remitir a la delegación de Participación Ciudadana.