Reasfaltado del Puente de Hierro

“Tipografía”

A falta de unos pequeños trabajos de pintura, las obras que desde el pasado mes de octubre se vienen ejecutando en Écija con cargo al Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), se han concluido en los plazos establecidos, siendo el 31 de julio la fecha máxima para su ejecución.

En total han sido ocho los proyectos que se han desarrollado y que se han dividido en tres bloques, siendo el primero el de mayor importe, un millón de euros, para la pavimentación e infraestructuras de distintas calles de la ciudad.

En este bloque se ha incluido la reordenación de la calle Santa Ángela de la Cruz, la tercera fase de la calle Carreras, el arreglo de la calle El Rubio, la adecuación del acerado en la prolongación de la calle Merinos junto al colegio Pedro Garfias, y el asfaltado de la calle Cádiz.

El segundo bloque ha recogido la ordenación de espacios públicos, recorridos peatonales y deportivos, siendo dos los proyectos que se han ejecutado con un presupuesto de unos 740.000 euros.

En este caso se ha ejecutado una primera fase en la Barriada de Santa Ana, conocida popularmente como “La Guita”, donde, además de reordenar espacios, también se ha actuado en el sistema de evacuación de pluviales que históricamente han afectado directamente a las viviendas.

El otro proyecto incluido en este bloque ha sido el arreglo del entorno del Puente de Hierro, creando y adecuando espacios peatonales, reasfaltando la calzada de los puentes hasta la carretera de Palma del Río, y plantando vegetación.

Por último, el tercer bloque recoge el proyecto que se ejecuta con un Plan de Empleo Estable que supone el arreglo de las Casas Anejas del Palacio de Peñaflor para su uso como dependencias administrativas, turísticas y culturales.

Es en esta obra donde no se han finalizado los trabajos y se ha solicitado una prórroga hasta el 31 de agosto para finalizar las labores, principalmente de pintura, que aún no se han ejecutado.

Estas dependencias acogerán, una vez finalizada esta primera fase, los servicios que actualmente se ofrecen en el edificio de la calle San Francisco que no es de titularidad pública y por el que se viene pagando un alquiler desde hace más de una década.

De este modo se pone punto y final al PFEA 2021-2022, el cual ha supuesto una inversión de dos millones de euros en la ciudad desde el pasado mes de octubre. Ahora se está a la espera de la aprobación del paquete de nuevos proyectos para el próximos ejercicio.

Publicidad
Publicidad