Covid-19

“Tipografía”

La quinta ola de la pandemia ya es la tercera con mayor incidencia en Écija, por encima de la primera y la tercera y muy cerca de registra el pico de la curva que alcanzó la cuarta ola el pasado mes mayo. Por otro lado, en Cañada Rosal suman nueve casos más por COVID-19 tras el fin semana.

El fin de semana en Écija ha sido el peor en número de contagios de la quinta ola. Desde el viernes y hasta primeras horas del lunes, los servicios sanitarios han confirmando 48 nuevos positivos por coronavirus, la cifra más alta tras un fin de semana desde finales del mes de mayo.

Los nuevos casos tiene su reflejo en el número de positivos activos que se eleva hasta los 238 en Écija en 14 días, 25 más que el pasado viernes, lo que hace al mismo tiempo subir la tasa de incidencia acumulada hasta rozar los seiscientos casos por cada cien mil habitantes, concretamente 596,6, lo que supone 63 puntos más que el anterior informe publicado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a través del portal de estadística y cartografía.

Donde no se producen cambios es en el dato referente a los diagnósticos en 7 días, que se mantienen en 131 con una tasa de 328,4.

Con estos datos, Écija ha superado la barrera de los 3.400 contagios desde que comenzar la pandemia en marzo de 2020.

La incidencia se dispara en Cañada Rosal

Los datos del fin de semana también han elevado la incidencia de Cañada Rosal que ha pasado de una tasa de incidencia de 391 el pasado viernes hasta los 661,7 el lunes, la segunda más alta tras La Luisiana.

En la localidad carrosaleña se han confirmado desde el viernes nuevo positivos más, dejando el total de casos activos en 22, uno menos que en Fuentes de Andalucía que al tener una mayor población también registra una tasa inferior, en este caso de 321,7, la más baja de la Comarca de Écija.

En La Luisiana en cambio se contabilizan 33 positivos activos, dos más que el anterior informe, algo que da como resultado una tasa de 720,8 casos por cada cien mil habitantes.