Momento de la reunión

“Tipografía”

Representantes de la Universidad de Sevilla se han desplazado esta semana hasta Écija con el fin de mantener un encuentro con el alcalde de la ciudad y la concejal con responsabilidades de educación, como primera toma de contacto para el desarrollo de futuros proyectos de manera conjunta.

Este encuentro se ha calificado desde el Ayuntamiento de Écija como un reunión de trabajo, lo que hace pensar que ya existe un base en la que están trabajando ambas instituciones, las cuales por su parte han manifestado el deseo de trabajar de manera conjunta.

Entre los asuntos tratados está la posibilidad de firmar un convenio marco, un método utilizado en varias ocasiones por el Ayuntamiento de Écija y que supone un acuerdo base entre las partes al que se le van sumando acciones, en este caso formativas, que mantiene activo. Un convenio de este tipo se firmó con el sector del mueble y en los últimos años ha ido creciendo con la firma de nuevas adendas para llevar a cabo diferentes iniciativas. También se firmó un convenio marco entre el Ayuntamiento de Écija y la Universidad Pablo de Olavide en 2016.

Un convenio de este tipo sería el primer paso para acercar la universidad a Écija a través de cursos, másteres o prácticas académicas, algo similar a lo que se viene haciendo en localidades próximas como Carmona, donde la vinculación con la Universidad Pablo de Olavide va camino de cumplir dos décadas.

En el caso de Écija la relación es con la Universidad de Sevilla, desde donde han expresado su disposición para poner en manos de la ciudad todos los recursos de los que dispone.

Demanda histórica

Écija es una de las ciudades con mayor número de habitantes de la provincia de Sevilla, la mayor sin contar el cinturón periférico de la capital, y una de sus demandas históricas ha sido disponer en la ciudad de formación universitaria, un objetivo en el que se viene trabajando desde hace años desde instituciones locales como las Escuelas Profesionales Sagrada Familia “SAFA” en Écija.

Establecer relaciones como las iniciadas con la Universidad de Sevilla puede ser un primer paso para conseguir este objetivo en un futuro.