07
Dom, Mar

Agua

“Tipografía”

La empresa encargada del suministro de agua en Écija, Aqua Campiña, ha tomado muestras este jueves del agua de la ciudad tras conocerse la detección de un plaguicida en las aguas del embalse del Retortillo y que ha llevado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a declarar no apta para el consumo el agua de Marchena.

Tanto la localidad de Marchena como la de Écija y del resto de municipios de la comarca, forman parte del Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas “Plan Écija”, que aporta el agua en alta procedente del embalse del Retortillo.

Según ha señalado el Consorcio en un comunicado, el plaguicida detectado (MCPA) en el agua no se encuentra en la lista de plaguicidas individuales habituales y el origen lo localizan en “la actividad agrícola de la zona del embalse”.

El consorcio asegura que desde que se detectó la presencia de esta plaguicida –aunque no concreta fecha- se ha informado puntualmente a las autoridades sanitarias y se han seguido sus indicaciones. Añaden que se han establecido medidas correctoras “de manera que desde hace varios días ya está saliendo el agua de la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable), en Écija sin presencia alguna de MCPA”.

Al mismo tiempo señalan en el comunicado que, siguiendo las indicaciones de Sanidad “se ha procedido a realizar un barrido de muestras en todos los depósitos de los municipios abastecidos por el Consorcio, para evaluar la incidencia” y que este muestreo se continuará realizando en los próximos días.

Por último, y en referencia a los niveles detectados, el Consorcio señala que “solo superan ligeramente el límite de 0,1 µg/l, estando muy alejados de 0,5 µg/l, por lo que el consumo de agua no supone ningún riesgo para la salud”.

Mientras tanto, la Consejería de Salud y Familias ha declarado el agua de Marchena no apta para el consumo “tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de un herbicida (MCPA)”, según recoge un comunicado, donde coincide con el Consorcio que la concentración encontrada en el agua “no ha supuesto ni supone ningún riesgo para la salud de las personas consumidoras, estando muy lejos de los valores que lo determinarían”, aunque señala la mismo tiempo que “si supone sobrepasar el valor normativo establecido”.

La Delegación Territorial de Salud y Familias de Sevilla, en coordinación con la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, han realizado controles “in situ” en el Consorcio y se han verificado las medidas preventivas instauradas para eliminar esta sustancia del agua de consumo, una medidas que según señalan desde la Junta de Andalucía, ha aportado resultados “que indican la efectividad de las mismas”.

En Écija, la empresa Aqua Campiña, encargada del suministro en baja en la ciudad, ha tomado muestras del agua atendiendo la petición de Sanidad, los resultados se conocerá este viernes.

De nuevo el agua

El pasado mes de diciembre uno niveles de benceno en el agua que se suministraba desde el Consorcio provocaban que la Junta de Andalucía declarase no apta para el consumo el agua de los municipios consorciados.

Publicidad
Publicidad