Fuente de Colón

“Tipografía”

Dos zonas ajardinadas a cada lado y un espacio que servirá para direccionar de forma correcta el tráfico, completará el proyecto de rehabilitación de la fuente de Colón y supondrá al mismo tiempo una transformación de la plaza.

La pasada semana se aprobaba por parte del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Campiña – Alcores el proyecto para rehabilitar la fuente de la Plaza de Colón con cargo a los fondos europeos. Ahora esta ayuda está pendiente de la resolución que podría llegar este mismo mes de octubre y partir de ese momento comenzaría el proceso de adjudicación que concluiría con dos meses de trabajos.

El proyecto no solo contempla la rehabilitación integral de la fuente, de la que solo se mantendrá la fisonomía, mientras que los mecanismo y sistemas que permitan que la fuente vuelva a funcionar correctamente, se cambiarán por completo ”reparación del vaso de almacenamiento, los equipos de impulsión, se restaurará la piedra, el ladrillo, se iluminará con tecnología LED, la instalación eléctrica tendrá que cambiar”, según señalaba el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez.

Aprovechando esta intervención también se va a reorganizar la plaza. En estos momentos la fuente hace las veces de rotonda, pero existen grandes espacios a los lados que hacen que la circulación y la zona de aparcamiento no esté del todo organizada.

Con el proyecto que se plantea la fuente continuará ejerciendo como rotonda pero se ampliará la plataforma alrededor de ella con dos zonas ajardinadas y que servirá al mismo tiempo para direccionar el tráfico y regular las zonas de aparcamiento “para que los vehículos tengan un paso más natural y por supuesto se pueda ordenar la plaza evitando esa segunda fila de aparcamiento”, apuntaba Gómez.

La fuente de la Plaza de Colón se construyó en 1937 y fue rehabilitada en 1987. En la actualidad sus sistemas no funcionan, presenta filtraciones en el vaso y no cuenta con equipamiento electromecánico.