Alcalde de Écija durante su comparecencia

“Tipografía”

Desde el 1 de octubre y durante los primeros quince días de este mes, el Ayuntamiento de Écija ha acordado una serie de medidas preventivas aplicadas a las competencias municipales, debido al incremento de casos positivos de Covid-19 registrados en la ciudad en las últimas semanas.

El Alcalde de Écija, David García Ostos ha sido el encargado de presentar la medidas excepcionales y de las que ha querido destacar que es son de carácter preventivo y provisional, de momento, entre el 1 y el 15 de octubre aunque estas podrán adaptarse a los protocolos y medidas que acuerden en administraciones superiores como la Junta de Andalucía o el Gobierno central.

La primera de las medidas ya se activaba este martes con el cierre de parques, zonas infantiles y juegos saludables. A esto habrá que sumar el cierre de fuentes públicas y aseos de espacios como los del Parque San Pablo aunque este espacio permanecerá abierto como lugar de tránsito y para la práctica deportiva.

Las instalaciones deportivas también cerrarán sus puertas, aunque se permitirá la práctica deportiva para clubes y deportistas que tengan competiciones oficiales, siempre con autorización en la Agencia Pública Administrativa Local y Autónoma de Juventud y Deportes.

Las escuelas deportivas y las aulas municipales aplazan su inicio de momento. La Biblioteca Municipal “Tomás Beviá” cierra la sala de estudios, aunque mantiene abierto el servicio de préstamo de libros.

Sobre el mercadillo de los jueves, de momento el que está previsto para el 1 de octubre se celebrará, pero al mismo tiempo se les informará a los comerciantes que los próximos dos jueves no se llevará a cabo.

El alcalde ha insistido que el resto de servicios municipales no se verán afectados y continuarán atendiendo a la ciudadanía cumpliendo los protocolos establecidos.

Por último el alcalde ha insistido en que las medidas que puede adoptar el ayuntamiento solo pueden corresponder a las competencias municipales y por otro lado ha pedido a la ciudadanía que cumpla con las medidas preventivas más básicas: uso de mascarilla, mantener la distancia entre personas y el lavado de manos.