Cableado de una compañía eléctrica por un espacio público

“Tipografía”

Cobrar a las empresas suministradoras de servicios como la electricidad, gas, agua o telecomunicaciones por el uso del espacio público para extender sus tendidos eléctricos o redes de tuberías, es el objetivo de la tasa que se aplicar a partir del próximo año en Écija y que este martes ha dado sus primeros pasos al debatirse y aprobarse en pleno.

Se trata de una propuesta de Podemos Écija que se ha presentado junto con otra en pleno como una medidas de fiscalidad verde, con el objetivo de que el ayuntamiento se puede acoger a los Fondos de Orientación del Gobierno Central y de este modo disminuir los plazos de pagos a proveedores.

Podemos ha concretado que el conocido “peaje a las eléctricas”, que se aplicará también a otras empresas suministradoras de servicios, permitirá “cobrar a las compañías eléctricas por cada metro lineal de tendido eléctrico que sobrevuela terrenos municipales, es decir, de que las grandes compañías paguen por usar el espacio público de todos los ecijanos y las ecijanas”, y supondrá unos ingresos estimados de 70.000 euros al año.

La otra medida aprobada en pleno supondrá suprimir las bonificaciones fiscales a los vehículos cuya antigüedad supere los 25 años “son los que más contaminan. Eso va a suponer, según los cálculos de los técnicos municipales un ingreso de 151.000 euros al año a partir del año que viene”, apunta Podemos y añade que entre ambas medidas se podrá ingresar 221.000 euros, y además “van a servir para cuidar nuestro medio ambiente ingresando dinero para que los proveedores del Ayuntamiento de Écija, pequeñas y medianas empresas, cobren por sus servicios cuando corresponde”, concluyen.

Las medidas han contado con los votos a favor de todos los grupos representados en la Corporación Municipal a excepción de Ciudadanos y Vox.

Publicidad
Publicidad