“Tipografía”

Los seis primeros meses del 2020 han roto la secuencia histórica de Écija en lo referente a las cifras del paro registrado, algo motivado en gran parte por la pandemia del Covid-19. En los que va de año cinco de los seis meses transcurridos han ofrecidos datos negativos, sumando casi 900 parados más que el pasado mes de diciembre.

El último dato facilitado por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) referente al paro registrado del mes de junio señala que Écija cuenta en estos momentos con 4.749 parados, lo que supone 944 más que el mismo mes del pasado año.

Buscando otro punto referencial en la secuencia histórica, Écija ha retrocedido en apenas un par de meses a cifras del agosto de 2017, el año anterior se había bajado de los cinco mil parados y en 2019, en mayo se había alcanzado la cifra más baja de personas en la lista del SAE con cifras de 3.784 parados.

Esa misma secuencia histórica indica que los ciclos anuales de subida y bajada del paro en Écija están muy definidos. Enero y febrero son meses de pérdida de empleo. Marzo,  abril y mayo por el contrario son de creación de empleo, mientras que el verano de nuevo devuelve los número rojos y el último trimestre del año las cifras son positivas. Pero este año este año ese ciclo se ha roto. Enero, febrero, marzo –comienza el estado de alarma- y abril han sido negativos, perdiéndose en este tiempo 1.050 empleos. En mayo, con la vuelta a la actividad de distintos sectores el paro descendió en 185 personas, pero con la llegada de junio de nuevo se la cifra es negativa con 29 parados más.

Si en el segundo semestre se cumple la secuencia histórica, aún quedarán dos meses más de perdida de empleo –julio y agosto- y a partir del septiembre los datos volverían a ser negativos, aún así, el 2020 finalizaría en negativo, con más meses de perdida que de creación de empleo.