29
Dom, Mar

Imagen Écija Comarca TV

“Tipografía”

Técnicos municipales del Ayuntamiento de Écija han visitado esta semana el Palacio del Conde de Palma, también conocido como convento de San José o de “Las Teresas” para recabar información sobre el estado del inmueble y poder redactar un informe sobre el mismo para su próxima apertura al público.

Este informe de estado junto con un levantamiento planimétrico del edificio, es uno de los primeros pasos sobre el terreno que se estipulan en el acuerdo entre el Ayuntamiento de Écija y la Archidiócesis de Sevilla “uno de los acuerdos de esa reunión fue comenzar a trabajar desde esa base”, señalaba el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez.

El acuerdo que desembocará en un convenio que permitirá la apertura de este palacio mudéjar, es en estos momentos prácticamente un borrador que se está estudiando por parte de la propiedad del inmueble antes de su firma.

Con visitas como la de esta semana por parte de técnicos municipales se pretende “detectar las cuales necesidades del convento, en qué situación se encuentra, realizar un levantamiento planimétrico serio”, apunta el delegado municipal, quien añade al mismo tiempo que además servirá para poder explicar con mas detalle datos del que fuera el Palacio del Conde de Palma, uno de los edificios más importantes de la ciudad a lo largo de su historia, y posteriormente su adaptación y utilización como convento.

Esta visita y trabajos estaban concretados para este mes de febrero y lo próximo será una nueva reunión entre las partes para concretar detalles y exponer conclusiones el próximo mes de marzo y a continuación se podrían comenzar las visitas “la idea es que, si no antes de abril, inmediatamente después de Semana Santa seamos capaces que de la mano de Ciudades Medias del Centro de Andalucía podamos organizar visitas guiadas bajo petición”.

La apertura del edificio también tiene un objetivo centrado en la investigación y el estudio. Por este motivo se pretende que departamentos de la Universidad de Sevilla realicen trabajos sobre el inmueble, como por ejemplo un estudio estratigráfico por parte de la Facultad de Arquitectura.

El conocido popularmente como convento de “Las Teresas” se encuentra cerrado desde hace casi cinco años cuando se marcharon las últimas religiosas que lo habitaban.   

Publicidad
Publicidad
Publicidad