12
Dom, Jul

Portada de Las Teresas

“Tipografía”

La solución en la que trabaja el Gobierno local de Écija para lograr que convento de San José, conocido popularmente como “Las Teresas” pueda abrir sus puertas al público, pasa por un convenio entre la Archidiócesis de Sevilla y la Fundación Ciudades Medias para que sea esta última la que gestione las visitas.

El primer paso para lograr este objetivo ha sido la aprobación por parte de la Comisión Ejecutiva del Patronato de la fundación del borrador del convenio que posteriormente se negociará con la archidiócesis hispalense, desde donde ya se ha dado el visto bueno a este vía de gestión de este edificio que se encuentra en el centro de la ciudad y que en los últimos siglos ha sido convento, pero que anteriormente fue el Palacio de los Condes de Palma, un edificio de estilo mudéjar datado en el entre los siglos XIV y XV.

De momento lo que se conoce del convenio supone que la gestión de vigilancia y apertura del convento corresponderá a Ciudades Medias a través de sus producto principal “Tu Historia”, sobre el mantenimiento, la financiación y la contraprestación que percibirán los propietarios queda por concretarlo.

El convento de San José es el primer Monumento Nacional reconocido en Écija en el año 1931. En lo últimos años se han llevado a cabo algunas actuaciones en el edificio, tanto en la fachada como en la espadaña promovidas por el ayuntamiento, la asociación Amigos de Écija y la Junta de Andalucía, precisamente por la participación en estas intervenciones del gobierno autonómico, este miércoles está prevista una reunión entre la archidiócesis y la Junta.

Desde 2015 el convento se encuentra vacío tras la marcha de las últimas carmelistas descalzas. Desde entonces han sido numerosas las acciones llevadas a cabo principalmente por la asociación Amigos de Écija para velar por el patrimonio que se tiene constancia que atesora el convento, en especial por los bienes muebles. Al mismo tiempo la asociación ha pedido en reiteradas ocasiones el cumplimiento de la normativa que regula los Bienes de Interés Cultural, en la que se concreta que estos deben de abrirse al público al menos cuatro veces al mes, algo que en el caso de Las Teresas se ha incumplido en los últimos casi cinco años.

Publicidad
Publicidad