Hospital de Écija

“Tipografía”

Los recortes de personal que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está llevando a cabo hace peligrar las vacaciones, los permisos y los descansos del personal de Centros Hospitalarios de Alta Resolución como el Écija, según el Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla. Esta situación está provocando una “fuga de personal ante el deterioro de las condiciones de trabajo”.

Según señala el sindicato en un comunicado, estos recortes, por los que llevan semanas protestando los trabajadores y trabajadoras del sector han llegado también a la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir, de la que dependen los Centros Hospitalarios de Alta Resolución (Chare) de distintos municipios sevillanos en los que peligran las vacaciones, permisos y descansos de la plantilla, según denuncia el Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla.

En concreto, en los centros de Utrera, Morón de la Frontera, Constantina, Lebrija y Écija (y también en Vejer de la Frontera, en Cádiz) “el personal va a tener grandes dificultades para disfrutar de sus vacaciones, permisos y descansos que les deben en diciembre y enero”, señala el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla, Luis González, que añade: “Se trata de centros pequeños, con plantillas muy ajustadas donde cada ausencia se nota mucho y, por tanto las necesidades de sustituir son mayores que en un centro más grande”.

Se da la circunstancia de que el actual gerente del SAS “ha sido hasta hace pocos días gerente de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir, por lo que nos preguntamos cómo va a arreglar los problemas del SAS si deja semejante problemón en la agencia de donde viene”, apunta González.

Para CCOO, esta política puede poner en peligro la propia viabilidad de los Chares, donde ya se está produciendo una fuga de personal ante el deterioro de las condicionales laborales. Por eso, el Sindicato exige “que se pare esta política de destrucción de la sanidad pública y que desde la Consejería de Salud y la gerencia del SAS se dé orden inmediata de hacer contrataciones para sustituir las ausencias de su personal y de cumplir los acuerdos con los y las profesionales”.