19
Lun, Ago

Crecida del Río Blanco a la altura del puente de Gilena en octubre de 2018

“Tipografía”

Con una inversión de 5,2 millones de euros, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) va a llevar a cabo en los próximos seis meses un Plan de Limpieza de cauces y arroyos en 50 municipios de la provincia entre los que se encuentran Écija y La Luisiana.

Publicidad

El plan se ha presentado este martes por el subdelegado de Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, acompañado por el presidente de la CHG, Joaquín Páez, y el vicepresidente de la Diputación Provincial, Francisco Toajas, que se han reunido con los alcaldes del medio centenar de municipios beneficiados.

Según han detallado en la presentación, este plan supone la mayor inversión realizada por la CHG en materia de conservación y mantenimiento de cauces desde la devolución de las competencias de la gestión de la Cuenca del Guadalquivir al Estado, como así ha destacado el subdelegado del Gobierno, quien recordó que serán “las primeras actuaciones que se realizarán después de siete años en los que no se había hecho nada”.

Carlos Toscano ha destacado la disposición y sensibilidad del organismo para favorecer la ejecución de estas actuaciones, especialmente en los municipios afectados por el temporal del pasado octubre, que provocó importantes daños en tramos de carreteras y afecciones a infraestructuras de defensa de márgenes, entre otros deterioros.

“Con estas actuaciones”, añadió Toscano, “lo que pretendemos es que, cuando lleguen las próximas lluvias, todos los cauces de estos ríos y arroyos se encuentren en las mejores condiciones posibles. Y, con esto, el Gobierno de España cumple además con el compromiso que adquirió en 2018 tras las inundaciones que se registraron en otoño para que se procediera a una limpieza general de las zonas que resultaron más afectadas”.

En este mismo sentido, el alcalde de Las Cabezas de San Juan y vicepresidente de la Diputación de Sevilla, Francisco Toajas, destacó igualmente “los buenos resultados que se consiguen gracias a la coordinación de las administraciones, en este caso entre el Gobierno central y la Diputación de Sevilla, lo que, sin duda, redundará en beneficio de todos los ciudadanos”.

Durante la reunión celebrada en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, el presidente de la CHG resaltó que toda la planificación que se ha llevado a cabo se ha realizado con criterios “estrictamente técnicos”, con soluciones integrales “que aportarán seguridad”, comenzándose en primer lugar por los municipios donde las actuaciones son más urgentes, pero ofreciendo, asimismo, una planificación para que los alcaldes y representantes de los 50 ayuntamientos que se dieron cita este martes pudieran conocer tanto la fecha aproximada del inicio de las actuaciones como el detalle de las mismas.

Coordinación entre la Subdelegación y la CHG

La coordinación entre la Subdelegación del Gobierno y la CHG se materializó en tan sólo unos días, tras las inundaciones del pasado otoño, tanto para las intervenciones de emergencia en las zonas más afectadas –como la ejecución de la contención y seguridad del encauzamiento del Arroyo Seco en Casariche-, como en la interlocución directa con los alcaldes para conocer de primera mano la situación de sus municipios y plantear un calendario de trabajos.  

Un mes después, en noviembre 2018, el presidente de la CHG anunció una primera inversión de 400.000 euros y el propósito de invertir otros fondos solicitados al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) para completar las actuaciones prioritarias e intervenir en la conservación de cauces del resto de municipios que pudieran ser afectados en el futuro.

En los próximos seis meses, este organismo de cuenca movilizará hasta 5,2 millones de euros en dos tipos de actuaciones. Por un lado, los trabajos de recuperación tras episodios de lluvia que contemplan tareas de retirada de tapones y acumulaciones de restos vegetales en el cauce, la retirada de residuos que puedan provocar la disminución de la capacidad de desagüe de los canales y la reparación de las márgenes erosionadas y la estabilización de los puntos más sensibles.

Por otro lado, la Confederación dará cumplimiento al Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI) de la demarcación del Guadalquivir a través de las labores de conservación y mejora de los cauces de la provincia. Entre ellas, destacan los trabajos de restauración fluvial, para que estos ríos y arroyos dispongan del espacio necesario para asegurar su buen funcionamiento en el transcurso de una avenida; la mejora de la estructura de la vegetación de ribera; y las obras para asegurar la capacidad hidráulica de los cauces que han visto reducida su sección por la excesiva vegetación o por las presiones a las que están sometidos.

Municipios donde se realizarán actuaciones

La relación de municipios en cuyos términos se llevarán a cabo las actuaciones previstas en el Plan de limpieza de cauces y arroyos es la siguiente: Alanís, Alcalá de Guadaíra, Algámitas, Aguadulce, Almensilla, Aznalcázar, Badolatosa, Bollullos de la Mitación, Bormujos, Brenes, Burguillos, Camas, Cantillana, Carmona, Casariche, El Castillo de las Guardas, Coria del Río, Dos Hermanas, Écija, El Pedroso, El Rubio, El Saucejo, Espartinas, Estepa, Guillena, Herrera, Huévar del Aljarafe, Isla Mayor, La Luisiana, La Rinconada, Las Cabezas de San Juan, Lora del Río, Los Corrales, Los Molares, Los Palacios y Villafranca, Marchena, Martín de la Jara, Montellano, Morón de la Frontera, Osuna, Paradas, Peñaflor, San Nicolás del Puerto, Santiponce, Sevilla, Umbrete, Utrera, Villamanrique de la Condesa, Villanueva de San Juan y Villaverde del Río.

Publicidad
Publicidad
Publicidad