19
Lun, Ago

Miguel de Cervantes con luz durante el apagón pero viviendas y bocacalles sin ella

“Tipografía”

Un cable de alta tensión fue el causante del apagón que en la madrugada del martes al miércoles dejó sin suministro eléctrico a buena parte de Écija, Cañada Rosal y otras zonas cercanas.

Publicidad

El problema se localizó en la rotura de un vano, en lenguaje coloquial, un cable de la separación que debe existir entre los diferentes conductores del tendido de una línea de transmisión en alto y medio voltaje, según han confirmado fuentes de Endesa a Ecijaweb.com.

Las misma fuentes han detallado que sobre las 00.19 horas se inició la incidencia en la red de media tensión, algo que daría paso minutos después a detectar que el verdadero problema se encontraba en la rotura de un vano, lo que provocó que “unos 5.000 clientes”, según Endesa, se viesen afectados en un primer momento, y unos treinta minutos después, tras los primeros trabajos, la cifra bajase hasta los 500 clientes.

La incidencia se prolongó durante una hora y venticinco minutos, según los datos facilitados por la empresa, lo que dejaría la resolución de la misma en las 01.44 minutos, aunque pasadas las 02.00 horas aún había zonas donde no había suministro eléctrico o la potencia era baja.

Este apagón ha podido provocar daños en aparatos eléctricos que en ese momento se encontraran funcionando. Desde Endesa recomiendan que cualquier tipo de reclamación se realice a través de las compañías aseguradoras.

Publicidad
Publicidad
Publicidad