20
Mié, Nov

Calle Herrera

“Tipografía”

Casi mes y medio ha permanecido cortada al tráfico la calle Herrera, en las inmediaciones de las barriadas de San Pablo y Nueva Andalucía y el Parque de Caballería. El cierre de la vía ha estado motivado por la sustitución del pavimento, de adoquines a asfalto.

Publicidad

La obra se enmarca en el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFOEA) del año 2018 y ha tenido un coste de unos 220.000 euros. La actuación principal ha sido la retirada de los adoquines, el acondicionamiento del terreno y posterior asfaltado, el cual se finalizaba este lunes.

Además de la actuación principal, también se ha trabajado en algunas zonas del acerado, se ha rehecho la zona de aparcamiento frente al Parque de Caballería y se ha rellenado los huecos de los contenedores soterrados que se retiraban recientemente.

Aunque la vía se ha abierto al tráfico, aún habrá que esperar para dar por concluida la obra a la que le resta la señalización horizontal que delimite las zonas de aparcamiento y los pasos de peatones y en los próximos días se recolocarán los contenedores de basura.

La calle Herrera se encontraba en mal estado, con un pavimento de adoquines de granito de más de 50 años, muy deteriorado y que dificultaba la conducción por esta vía, un acceso natural desde la zona de El Almorrón a la calle Zamoranos.

Con la obra de la calle Herrera se continúa con una actuaciones que pretende retirar el adoquinado en vías muy transitadas y que están fuera del caso histórico, como ya se hizo en calle Málaga. Desde el ayuntamiento ya adelanta que la próxima será la calle Jaén, que une la calle Herrera con la calle Nueva en las inmediaciones de la calle Mayor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad