24
Lun, Jun

Vista de Écija

“Tipografía”

El hombre de 75 años que murió en su casa de Écija junto a su hermano, que fue detenido y luego puesto en libertad, pesaba solo 49 kilos y estaba desatendido porque la muerte se la causó una neumonía "de caballo" de unos quince días de evolución.

Publicidad

Fuentes de la investigación han explicado a Efe que el fallecido, estaba lleno de suciedad, se hacía las necesidades encima y tenía el cuerpo lleno de heridas ulceradas.

El hombre murió el pasado 18 de marzo a las 13:30 horas, pero su hermano avisó al centro de salud a las 16:30 horas, y en ese intervalo le quitó la ropa al fallecido y la arrojó a la basura junto al carnet de identidad, que previamente había roto a trozos, uno de los motivos que hizo sospechar a los agentes y que provocó su detención, han añadido las fuentes.

El detenido por orden de la juez que lleva el caso también cambió el colchón mugriento en el que murió su hermano y le puso sábanas limpias antes de avisar al centro de salud de la localidad.

La titular del juzgado de instrucción número 2 de Écija, ha dejado en libertad con cargos al hombre de 71 años que fue detenido tras ser encontrado muerto su hermano, de 75, en la modesta casa en la que vivían ambos en la esta localidad, que carecía de televisión.

La jueza, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ha tomado esta decisión tras recibir el resultado de la autopsia realizada al cuerpo del fallecido, que ha determinado que murió debido a complicaciones de una neumonía que le afectó severamente a un pulmón mientras que el otro también estaba afectado.

La víctima, que no podía valerse por sí mismo, era atendido por los servicios sociales municipales, que le visitaban cada seis días, según las fuentes. 

Los dos hermanos vivían solos en unas viviendas sociales de la localidad sevillana situadas en la calle Camino Físico, y uno de ellos fue encontrado muerto, mostrando inicialmente indicios de haber fallecido de muerte natural.

El detenido, M.N.D., cumplió 71 años precisamente el día en que fue encontrado muerto su hermano.

Inicialmente, se le investiga por un delito de homicidio, aunque la calificación del tipo delictivo deberá concretarse en el marco de la instrucción de la causa.

Las primeras pesquisas en la vivienda no levantaron las sospechas de los agentes ni los médicos que acudieron a la casa, aunque en el levantamiento del cadáver, la jueza de guardia detectó que podía haber muerto por no haber sido atendido correctamente, por lo que ordenó la detención del hermano.

Publicidad
Publicidad
Publicidad