Aspecto que presentaba el mosaico tras los destrozos

“Tipografía”

El 12 de marzo de 2015 agentes de la Policía Nacional detienen a tres personas como presuntos autores de los destrozos provocados dos días antes, el 10 de marzo en el yacimiento arqueológico “Plaza de Armas”, entre los que encontraba el conocido como mosaico de doble cara, una pieza muy exclusiva de época romana y de la que solo se tienen constancia de cuatro en el mundo.

Publicidad

Su cumplen ahora cuatro años de aquella fatídica madrugada en la que dos de los tres detenidos –el tercero se quedó vigilando- accedieron al yacimiento arqueológico “Plaza de Armas” desde la calle la Merced. Según concretó posteriormente la Policía Nacional, el objetivo era el robo en el interior del recinto “ellos iban con el propósito de utilizar algo para su posterior venta, y se encontraron con que por más que lo intentaron no había nada de valor, para ellos, que era lo que pretendían”, detallaba el Jefe Regional de Operaciones de la Jefatura Superior, Juan Francisco Alcaraz que se desplazó hasta Écija para ofrecer personalmente datos sobre las detenciones ya que el caso tuvo una gran repercusión mediática a nivel nacional.

Una vez en el interior del recinto se digirieron hasta mosaico, el cual quisieron extraer con métodos poco rudimentarios que lo único que provocó un destrozo en esta pieza de más de dos mil años y un montón de teselas –las pequeñas piezas que conforman los mosaicos- en una bolsa de plástico de la que después se desasieron en las inmediaciones de la Estación de Autobuses de Écija. No fue lo único que atrajo la atención su atención, también provocaron daños en el impluvium y en una tumba islámica.

Aquella misma noche una patrulla de la Policía Nacional en tareas rutinarias de vigilancia, había identificado en las inmediaciones del recinto a los tres individuos y se les intervino un clavo de 20 centímetros y un cuchillo, algo que fue clave para la posterior detención, según detallaba desde el Cuerpo Nacional de Policía. Tras conocerse los hechos al día siguiente y la presentación de la correspondiente denuncia, se procedió al registro de dos viviendas donde se recuperaron algunas pruebas que determinaron la participación de los tres hombres y su detención dos días después.

Uno de los detenidos reconoció los hechos, varios días después los tres pasaron a disposición judicial y el próximo mes abril, más de cuatro años después, está convocado el juicio por este asunto.

Sobre el mosaico, una vez recuperadlas las ténselas sustraídas y recopiladas las que habían quedado esparcidas por la zona, comenzaron las labores para reordenar las piezas y realizar una  primera valoración de los daños para una futura restauración la cual aún está pendiente.

Antes y después

Publicidad
Publicidad