18
Jue, Jul

Zona de Puente Gilena

“Tipografía”

Desde última hora de la tarde del martes está reabierta al trafico la carretera A-388 que une Écija con las localidades de Herrera y El Rubio. La vía permanece cortada desde la madrugada del sábado al domingo como consecuencia de los daños causados por la crecida del arroyo Salado.

Publicidad

También en las últimas horas se han restablecido el suministro de agua potable a la Entidad Local Autónoma de Isla Redonda, el cual se vio interrumpido porque en la zona del Puente de Gilena la fuerza del agua arrancaba y hacía desaparecer unos 300 metros de tubería. Esto no ha provocado cortes de suministro en Isla Redonda porque se ha recurrido a un depósito de reserva.

Con respecto a la carretera, sobre las 21.30 horas del martes el Servicio de Emergencias 112 informaba de la apertura al tráfico de la vía, la cual, de momento, estará abierta en el tramo del Puente de Gilena en un solo sentido y regulada por semáforos hasta que se restituyan todos los elementos, en su mayoría de protección, que el arroyo se llevó a su paso, tales como quitamiedos y barandillas.

Según han confirmado fuentes municipales, la estructura del puente no ha sufrido daños, por lo que es seguro para la circulación, aunque se están llevando a cabo actuaciones en el mismo “se va hacer una escollera de piedra de revestimiento de todo lo que son las zapatas del puente y en el entronque con el terreno natural”, según el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, quien también señalaba que quedan pendientes otras tareas basadas en informes técnicos, como una posible repavimentación del puente o la limpieza del arroyo.

El corte de este acceso y salida de Écija ha ocasionado importante perjuicios a vecinos de Isla Redonda o las localidades de El Rubio, Marinaleda y Herrera, así como para aquellos que recurren a esta vía para el enlace con la A-92.

Publicidad
Publicidad
Publicidad