Miguel Ángel Bustamante

“Tipografía”

El ecijano Miguel Ángel Bustamante, diputado nacional de Unidos Podemos por Sevilla, tiene previsto iniciar este miércoles una huelga de hambre como forma de denuncia por los recortes sanitarios y la necesidad de mejoras en los servicios de urgencias.

El diputado va a participar en el encierro y huelga de hambre de 24 horas que se desarrollará en el ambulatorio de la localidad sevillana de La Roda de Andalucía para protestar por los recortes en materia de Sanidad en Andalucía y por las “graves deficiencias en la atención de urgencias en determinadas zonas”, señala un comunicado del IU.

En relación a la protesta, Miguel Ángel Bustamante ha señalado que actos de este tipo “no son improvisadas ni populistas y las llevamos a cabo tras un trabajo previo codo con codo con lo/as vecino/as afectados, con los profesionales de los colectivos implicados y tras una intensa labor política para detectar y denunciar los problemas”, recordando al mismo que IU  viene realizando desde hace tiempo un intenso trabajo de seguimiento, actuación política y denuncia sobre este asunto.

IU ya registró en el Parlamento de Andalucía una iniciativa en la que reclama, entre otras cuestiones, instar al Servicio Andaluz de Salud y a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a la creación de nuevos puntos de Urgencias,

El parlamentario sevillano de Izquierda Unida denuncia que “en demasiadas ocasiones las demoras en la asistencia superen los 30 minutos y hay casos en que estos retrasos pueden llegar hasta los 60 minutos, así como las dos horas en situaciones determinadas, lo que acarrea graves repercusiones en la atención de los pacientes, que llega a poner sus vidas en peligro”.

Para finalizar Miguel Ángel Bustamante señalaba que “lo que pretendemos con nuestra actuación es que haya una correcta atención a las situaciones de urgencias y emergencias sanitarias, se mejoren los tiempos y la calidad de respuesta de los distintos dispositivos (D.A., 061, Transporte Secundario) para que no peligre en ningún momento la seguridad de los pacientes atendidos, que ahora no está garantizada”.