“Tipografía”

La Virgen de los Dolores de Santiago recibirá el escudo de la ciudad

.-El pleno del Ayuntamiento de Écija ha aprobado en su sesión plenaria ordinaria del mes de julio, otorgar el Escudo de Oro de la ciudad a Nuestra Señora de los Dolores, titular de la Hermandad de los Estudiantes, en el año en el que se cumplen 300 años de su entronización en Écija.

Esta será la primera vez que a una imagen religiosa le sea entregado el escudo de la ciudad, aunque si existen precedentes de la imposición de la medalla de Écija.

El Escudo de Oro de Écija, es la más alta distinción que la Corporación local concede a entidades e instituciones por su colaboración y aportación a la sociedad.

La obra social que la Hermandad de los Estudiantes viene realizando en pro de los más necesitados, desde hace años, así como la obra social que conlleva la conmemoración del Tercer Centenario de su Dolorosa, se premia con este galardón que se entrega por primera vez en el municipio a una asociación religiosa.

Alberto José Santos Martín, Hermano Mayor de la Hermandad de la Expiración, quiso agradecer a la Corporación Municipal ecijana este reconocimiento público ya que dijo “es para nosotros un honor que la Virgen de los Dolores, en su 300 Aniversario, porte una de las insignias más importantes de la ciudad y que representa el consenso, la devoción y el cariño de la ciudad a María Santísima en la advocación de sus Dolores”.

El Blasón de Oro de la ciudad será impuesto a Ntra. Sra de los Dolores en un acto que se celebrará en la Iglesia de Santiago, tras las vacaciones de verano.

La Hermandad de la Expiración, también conocida como de los Estudiantes, está celebrando en 2013 el 300 aniversario de la llegada de la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores a la ciudad y su posterior entronización, por lo que han organizado un calendario de actividades que tendrá el próximo mes de septiembre uno de los momentos más especiales, con una salida extraordinaria.

Distinción

El escudo de la ciudad se ha entregado históricamente a jubilados municipales o alguna personalidad destaca, pero nunca antes a una imagen religiosa, como es el caso, o a una hermandad, asociación o colectivo.