23
Mié, Oct

Edición anterior del descenso

“Tipografía”

Más de 300 palistas se espera que participen este domingo en la décimo sexta edición del Descenso del Batán-Écija, una prueba deportiva y al mismo tiempo una fiesta, en muchos casos de iniciación a este deporte.

Publicidad

Organizada por el Club Piragüismo Écija, la prueba se desarrolla sobre doce kilómetros dando comienzo río arriba, en el embalse del Batán y finaliza en el Parque San Pablo, en el casco urbano de Écija.

Con los años esta descenso se ha convertido en una cita para aficionados al piragüismo y debutantes de numerosos puntos de Andalucía. La dificultad de la prueba no es elevada y eso permite que sean muchos los que se inician en la práctica de este deporte en las aguas del río Genil.

“Ya es una verdadera tradición y uno de los descensos más numerosos de Andalucía”, enfatiza el presidente del Club Piragüismo Écija, Manuel Palacios, “y lo debemos no sólo al esfuerzo organizativo del club, sino también al espacio tan bonito que vamos a recorrer”.

La prueba permite disfrutar de un enclave único como el río Genil, y de una perspectiva del mismo desde dentro del cauce, algo que ha puesto en valor el Club Piragüismo Écija.

Este año, el Descenso Batán-Écija cuenta con una actividad previa con alrededor de 600 niños y niñas de colegios de Osuna, Alcalá de Guadaíra y Écija, que van a iniciarse en el piragüismo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad