24
Sáb, Ago

Miguel Ángel Balmaseda

“Tipografía”

El Maestro Artesano ecijano Miguel Ángel Balmaseda ha sido galardonado con uno de los Premios Richard H. Driehaus de las Artes de la Construcción, unos galardones que se conceden en España a los más destacados maestros de los distintos oficios de la construcción tradicional, contribuyendo así a su preservación y continuación.

Publicidad

El ebanista ecijano ha sido distinguido en la categoría de trabajos de la madera porque según el jurado “Miguel Ángel es hoy uno de los últimos depositarios de una técnica única que ha dotado de una particular identidad a los más atractivos palacios y edificios representativos de la localidad durante siglos”.

Miguel Ángel Balmaseda pertenece a una familia dedicada a la ebanistería desde hace tres generaciones: su padre aprendió el oficio de su abuelo y él a su vez lo aprendió de su padre a quién señala como merecedor también de este reconocimiento “para mi este galardón es un reconocimiento no solo para mi, es un reconocimiento para mi padre, mi padre que es realmente artífice de esto, yo lo único que he hecho ha sido tomar el legado prestado, y me gustaría ser un eslabón en la cadena y poderlo trasmitir, pero mis hijos se ve que no”.

Este premio se suma a otros que a lo largo de su trayectoria profesional ha recogido el ecijano, quien fue reconocido en 2011 como Maestro Artesano por la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes de la Junta de Andalucía, un reconocimiento que junto a otorgando por la Fundación Richard H. Driehaus “es un acicate, un aliciente para seguir día a día en la lucha y en el trabajo y ver que las cosas con constancia, tenacidad y esfuerzo al final dan su recompensa”

Los premios Richard H. Driehaus se convocan anualmente por INTBAU (International Network for Traditional Building, Architecture and Urbanism), gracias al apoyo del Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust, mediante una donación a la Chicago Community Foundation para el Richard H. Driehaus Charitable Fund. Colaboran en esta iniciativa el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, el Premio Rafael Manzano Martos y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España.

Estas artes tradicionales han ido recogiendo durante siglos el saber de innumerables generaciones sobre el uso sostenible de los recursos de un lugar y las reglas esenciales para la creación con ellos de espacios y entornos bellos y confortables. Son estas artes tradicionales las que han dado lugar al patrimonio material que hoy admiramos y sin ellas la conservación de este patrimonio a largo plazo estaría condenada al fracaso. Son fruto de nuestra cultura y nuestro territorio, una seña de identidad que hace única a la construcción de cada región, y constituyen un irremplazable cúmulo de conocimientos sobre el entorno y cómo habitarlo no sólo con respeto, sino también con provecho a largo plazo.

Hoy, sin embargo, están al borde de su extinción y, con ellas, lo está una parte fundamental de nuestra cultura y de nuestro patrimonio. ​

Estos premios buscan contribuir a paliar esa situación, estimulando el reconocimiento a estos maestros y el interés por dar continuidad estos oficios y por promover la excelencia en ellos, destacando sus manifestaciones más bellas y de más cuidada ejecución.

Publicidad
Publicidad
Publicidad