18
Mié, Sep

Premiados junto al alcalde de Écija

“Tipografía”

Concepción López, Rafael Armenta, Cruz Roja Española, Jesús Heredia y el voluntariado de Cáritas, han sido los merecedores de un reconocimiento que la ciudad que los acoge ha querido rendirles en el Día de Andalucía.

Publicidad

Écija ha querido rendir homenaje como cada 28 de febrero a personas y entidades que destacan en diversos ámbitos de la vida social, cultural y política de la ciudad, devolviendo de este modo en forma de reconocimiento, algo de lo que ellos han aportado a su ciudad.

Como cada año la gala ha estado llena de momentos emotivos. Recordatorios a familiares, amigos y compañeros, pero sin lugar a dudas uno de los más agradecidos por el aplauso del público ha sido el homenaje y posterior intervención de Rafael Jesús Heredia, cantaor ecijano con más de ochenta años a sus espaldas, pero con una vitalidad envidiable “estoy en el mejor momento de mi vida” trasmitía al público asistente al que le recordó que siempre, en cualquier parte del mundo –al que le ha dado varias vueltas- ha dejado claro que es ecijano. Y eso lo de muestra también su obra, como reconocía se un hombre de poco hablar, quería agradecer a la ciudad el reconocimiento con un par de cantes que han hecho evidente la vitalidad de este ecijano.

Agradecimiento también emotivo el dirigido por el público a dos entidades y en especial a las personas que las representan en Écija: las distintas Cáritas, que ha recibido un reconocimiento, y Cruz Roja Española como Entidad Ecijana del Año, que vuelve a la ciudad después de una larga ausencia.

En el apartado de Ecijana del Año, la ciudad ha querido reconocer la labor de la “seño Conchi”, como cariñosamente la recuerdan alumnos del Colegio San Agustín donde ha transcurrido gran parte de su trabajo como docente desde que llegó a Écija procedente de Palma del Río, Concepción López, una mujer muy implicada en los movimientos sociales de la ciudad.

Como Ecijano del Año, Rafael Armenta, artesano al que no le guste que le llamen artista y que se reconoce un hombre de distancia corta, palabras sencilla y abrazos entrañables, por lo que homenajes de este tipo confiesa que le coartan. Rafael Armenta considera su trabajo como un entretenimiento, y reconoce que para él su trabajo ha sido, y lo sigue siendo, unas continuas vacaciones. No ha olvidado el Ecijano del Año su herencia familiar, esa que le ha permitido vivir de lo que le gusta, algo que da como consejo a sus hijos, porque dice “la vida puede ser muy cortita y muy hermosa o muy larga y muy triste: elige, dedícate a lo que te gusta, porque si haces lo que te gusta llegas a tu casa cansado pero feliz, realizado y tienes la capacidad de hacer feliz a todo el que tienes a tu alrededor”.

El acto se ha llevado a cabo en el Teatro Municipal de Écija y también ha contado con la aportación musical de Paco Heredia al cante, Antonio García a la guitarra y Emiliano Martín al violín, que han interpretado, entre otros, el himno de Andalucía.

Publicidad
Publicidad
Publicidad