Trabajos de digitalización de las actas

“Tipografía”

El Archivo Municipal de Écija guarda entre muchos documentos históricos, la actas capitulares de la ciudad desde 1478. Estos documentos recogen parte del día a día de la vida municipal, pero al mismo tiempo la vida de la ciudad desde entonces. Una iniciativa que se inició a comienzos de siglo se ha retomado ahora, y consiste en la digitalización de esta documentación.

Durante dos meses una empresa contratada por el Ayuntamiento de Écija con fondos propios, va a escanear en alta resolución unos 60.000 documentos, lo que supone aproximadamente un siglo de historia “se toma la imagen desde el escáner, luego aparece en el ordenador, está en un resolución de 300 (puntos por pulgada), tiene una resolución bastante importante, y una vez que ya se tiene la imagen, se edita y se pasa la web”, según señalaba Paz Hueso, de la empresa Vinfra S.A.

El trabajo se realiza página a página “lo hacemos con bastante cuidado, para que quede lo más cuadrada posible, que no tenga ningún problema de arruga”, en definitiva, para que el posterior uso de estas actas en formato digital sea lo más aproximado posible al original y no el proceso de digitalización no altere la información.

El objetivo de este trabajo es, además de preservar los documentos originales, facilitar la labor en los trabajos de investigación “se trata de poner en valor y hacer mucho más fácil el acceso a esta importantísima fuente de conocimiento que son las actas capitulares”, apuntaba Fernando Martínez, delegado de Cultura del Ayuntamiento de Écija, quien añadía sobre la importancia de estos documentos “hay que tener en cuenta que las actas capitulares no solo son útiles para conocer lo que era la vida municipal, de nuestro ayuntamiento de nuestra corporación en aquellos años, si no que son utilísimas para conocer la vida de la ciudad”. En estos momentos se está trabajando en digitalización de las actas de 1640.

Esta iniciativa se inició en 2004 digitalizándose los primeras actas desde 1478 a 1615, en 2008 se solicitó una subvención para digitalizar desde 1615 a 1640 y es en este punto donde se han iniciado los trabajos de la que se puede considerar como tercera fase.