Este domingo tengo una cita ineludible en el Teatro Municipal, con mi querido compañero, Amigo y Hermano, Manuel Martín Martín; y lo tengo claro, entre su labiaque tanto tiene de compás, su sabiduría que tanto va por lojondoy esa ironía tan suya –y tan inteligente- por la que Vallecillo lo nombró “martillo de los herejes” (aunque algunos piensen que no es martillo sino una mala leche que se la pisa)…yo es que voy a disfrutar como un enano.

Leer más...

Sinceramente creía que, en esta España nuestra, ya no podría llegarse a mayores cotas de locura. Pero estos desocupados y gritones iletrados que responden -¡tan inconscientemente!- al silbo del zagal de turno, que los pastorea como rebaño de borregos con hidrofobia, no tiene límites. Pero lo peor es que siempre hay un listillo populista que, en cuanto escucha tanto balido junto, se pone a pescar en río revuelto, por si las ovejas se vuelven carpas, de esas que siempre van contracorriente, se ciegan en el esfuerzo y, así, contracorriente, labran su desgracia.

Leer más...

Pedro Sánchez ya quedará, para siempre, como el Mago del Espejismo, el Escapista del Compromiso, el Lapa del Oportunismo.

Llegó al Gobierno prometiendo unas elecciones y, hasta que no lo han descalabrado, ni se inmutó. Juró una gestión seria y ejemplar y, si no llega a ser por la desilusión de sus compinches, sigue dando viajitos en el falcon -concierto viene, concierto va- hasta que Kiko Ribera hubiera aprendido a cantar un aria de Verdi.

Leer más...
Publicidad
Viajes Nuevas Poblaciones
Publicidad